Revista Ecclesia » Nicaragua: Cardenal Leopoldo Brenes en la Universidad Católica
Internacional

Nicaragua: Cardenal Leopoldo Brenes en la Universidad Católica

Nicaragua: Cardenal Leopoldo Brenes en la Universidad Católica

Nicaragua: Cardenal Leopoldo Brenes da Lección Inaugural de la Universidad Católica Inmaculada Concepción de la Arquidiócesis de Managua

La mañana del 27 de mayo se realizó en el Seminario Arquidiocesano Redemtoris Mater la Lección Inaugural de la Universidad Católica Inmaculada Concepción de la Arquidiócesis de Managua (Ucicam), la cual estuvo a cargo del Cardenal Leopoldo José Brenes, Arzobispo Metropolitano de Managua, Nicaragua.

En su intervención el cardenal destacó aspectos del sacerdocio ministerial, señalando que lo más importante de esta vocación es la humildad y el servicio a los demás. “La grandeza del sacerdocio es la humildad, tenemos que ser hombres de servicio, hombres dispuestos a desgastar su vida trabajando arduamente por la evangelización y la salvación de las almas”.

También señaló que el sacerdocio ministerial “es un don de Dios, un regalo que el Señor hace a determinados hombres a quien Él llama. Pero ese don no es porque ya lo merecíamos, sino que es una gracia de Dios para nosotros los elegidos. Es un don, un regalo para la Iglesia, no es exclusivo para nosotros o para nuestros intereses personales. Un don que sin merecerlo recibimos cada uno de nosotros, sin méritos propios, todo es fruto de una gracia de Dios. Al ser ordenados diáconos, presbíteros u obispos somos sellados por la fuerza del Espíritu Santo. A como lo decía el Papa Pablo V “Después de pentecostés la Iglesia está en manos del Espíritu Santo.”

“La presencia de Dios en la vida de un sacerdote le cambia la vida de manera plena, y por eso tenemos que abrirnos a la gracia del espíritu y saber que es el que nos va guiando. El llamado de Dios es un llamado que tiene un mandato, “hagan esto en memoria mía”. Y es a lo que estamos llamados cada uno de nosotros, la iglesia lo ha venido haciendo desde hace más de dos mil años, celebrando en una enramada, en una capilla, en una parroquia o en una catedral”, dijo el Cardenal Brenes.

Al referirse a este centro de estudios afirmó que “esta universidad siempre la pensé desde una mística del servicio, para la formación de nuestros agentes de pastoral, seminaristas y laicos, en el cual Cristo sea el centro de nuestras vidas, desde una experiencia personal, íntima y profunda con Él.” Recordando de esa manera que esta es una universidad en donde los valores morales y cristianos son los elementos fundamentales de la formación.

“Esta universidad tienen que ser instrumento de formación para catequistas, delegados de la palabra, miembros de los movimientos laicales y por supuesto para nuestros futuros sacerdotes. En la universidad queremos formar a hombres y mujeres que puedan responder a los retos de la sociedad actual, siendo constructores de paz, justicia y libertad. Tenemos que formar a los hombres en valores, para que puedan responder a los retos de hoy. Es por eso que llevar adelante esta universidad es responsabilidad de todos, formadores y formando”, señaló el arzobispo, y agregó que la gran misión de esta universidad es formar “verdaderos servidores a ejemplo de nuestro gran modelo Jesucristo.”

Por su parte el sacerdote Rodolfo Paisano, Rector del Seminario Mayor Arquidiocesano La Purísima, dio las palabras de bienvenida y señaló aspectos importante del desarrollo académico de la Ucicam. “Nuestra universidad tienen como misión, ser una comunidad educativa católica superior y formación religiosa, que cultive un saber iluminado con la fe y lo comparta con la sociedad, aportando al desarrollo de nuestra nación y a la misión de nuestra Iglesia, poniendo como valores la honestidad, la libertad, la justicia, la paz y la solidaridad; valores que deben estar presentes tanto en educadores como educandos, siendo consientes que en esta alma mater se forman los futuros pastores de nuestra Iglesia. La tarea como universidad no solo es llenar de datos las memorias de nuestros alumnos, sino formar, educar, enseñarles a pensar. Dado que educar es ayudar a crecer como persona, es por eso que toda nuestra atención o el centro de nuestra educación es la persona.”

De igual forma expresó que esta universidad tiene el fin de que los futuros egresados puedan ser hombres y mujeres que velen por el bien de la sociedad, de la cual son miembros. “La educación es por lo tanto una actividad humanizante, no pretende solo transmitir el patrimonio cultural, aunque esta transmisión es esencial para el progresos social. La Educación procura despertar en cada persona sus capacidades para construirse de la manera mas armoniosa a pesar de los defectos de carácter, para convertirse en un ser de libertad, responsables de sus actos. Hagamos de nuestros estudiantes, diáconos y sacerdotes de la verdad enseñándoles a saber ejercitar las alas del saber, la fe y la razón para que hagan mas humana su propia existencia y puedan aportar al desarrollo de nuestra nación.

Por su parte el sacerdote Eyleen Castro, Rector de la Ucicam, agradeció a todos los presentes. “Quiero expresar mi gratitud a todos los presentes, a los rectores de otras universidades, a los formadores, a los alumnos y por supuesto a Su Eminencia Cardenal Leopoldo Brenes, quien ha confiado esta labor en nosotros”.

Durante este acto se hizo entrega de los reconocimientos a los mejores alumnos del año lectivo 2014, entre los cuales tres de los nuevos diáconos obtuvieron reconocimientos por excelencia académica.

La Universidad Católica Inmaculada Concepción de la Arquidiócesis de Managua (UCICAM) después de ser reconocida por el CNU en el noviembre del 2011, fue erigida eclesiásticamente el 6 de diciembre del 2011 por el Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, que nombró como primer rector a monseñor Silvio José Báez, Obispo Auxiliar de Managua y Vicario General.

Fuente e imagen: Arquidiócesis de Managua



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada mes, en tu casa

Últimas entradas