Revista Ecclesia » Necesidades de la Iglesia, por Ángel Rubio Casto, obispo, administrador apostólico de Segovia
angel-rubio
Iglesia en España

Necesidades de la Iglesia, por Ángel Rubio Casto, obispo, administrador apostólico de Segovia

Necesidades de la Iglesia, por Ángel Rubio Casto, obispo, administrador apostólico de Segovia

Hoy se celebra en España el día de la Iglesia Diocesana. La Iglesia con todos al servicio de todos. En cada una de las diócesis está presente y actúa la Iglesia de Cristo con su acción evangelizadora y misionera. Obispos, sacerdotes y seglares participan en los servicios sacramentales y atención pastoral catequesis y actividades formativas, son las aéreas principales en las que se desarrollan esta labor, sin olvidarnos de la acción caritativa, social y cultural que todos los miembros de la Iglesia estamos llamados a vivir en relación con el prójimo.

Urge cultivar una espiritualidad de comunión; ese es el gran desafío que tenemos entre nosotros si queremos ser fieles al designio de Dios y queremos responder también a las profundas esperanzas del mundo. La plenitud y el vigor de la fe demandan comunión. Antes que nada la fe es participación viva en la fe de la Iglesia. El desencanto y la desesperanza son rasgos preocupantes del mundo actual. Pero sin esperanza auténtica los hombres no podemos vivir una vida verdaderamente humana.

El día de la Iglesia diocesana está dirigido fundamentalmente a la comunidad cristiana ¿Cuáles son los principios que nos mueven como Iglesia a ayudar a los demás? Juntos somos la comunidad de los hijos de Dios; en la parroquia y en el territorio más amplio de cada una de las diócesis españolas que tienen al frente un obispo. Nuestro compromiso como católicos consiste en que, desde los principios del evangelio, participamos en la vida de la Iglesia, pero no sólo. Además, los cristianos damos testimonio en la parroquia, en el barrio, en el trabajo, en la comunidad de vecinos, en definitiva, en la vida cotidiana.

En su mayor parte los medios económicos y materiales llegan a las instituciones eclesiales por la entrega directa que hacen las personas de bienes, colectas, cuotas u otros donativos. Las diócesis españolas tienen tres fuentes de financiación: a) aportaciones directas; b) actividades propias; c) aportaciones a través del IRPF.

Se calcula que la actividad de la Iglesia supone un ahorro de 30.000 millones de euros para las arcas públicas. La Iglesia tiene que hacerse más presente en la sociedad, potenciar las labores sociales concretas que realiza, informar de lo que es más importante, ser transparente con la gestión de los recursos económicos y animar a los ciudadanos a comprometerse a apoyar a su Iglesia en su ingente tarea.

La Iglesia se edifica creciendo en santidad en sus miembros mediante la fe, los sacramentos y la caridad. Esta realidad espiritual se hace patente en la visibilidad de la Iglesia que necesita más medios organizativos y materiales que dependen de nosotros si somos  generosos.

Todos somos corresponsables del sostenimiento de nuestra parroquia y de nuestra diócesis. Participa con tu tiempo y con tus talentos y colabora económicamente. La Iglesia necesita tu ayuda y tu compromiso económico.

+ Ángel Rubio Casto, obispo.                                                                         Administrador apostólico de la Diócesis de Segovia



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada mes, en tu casa

Últimas entradas