Internacional

Nazaret, centro de la Jornada Mundial del Enfermo

Nazaret, centro de la Jornada Mundial del Enfermo

 La ciudad de Nazaret acogerá hoy la celebración de la Jornada Mundial del Enfermo. Tendrán lugar varias celebraciones por toda Tierra Santa, entre las que ocupará un lugar privilegiado el sacramento de la Unción de Enfermos. Tendrá lugar además un simposio en el Centro Nuestra Señora de Jerusalén, con un programa centrado en el cuidado de los enfermos terminales y los temas éticos que rodean el final de la vida.

En septiembre de 2015 el Papa Francisco anunciaba que Nazaret sería el lugar donde se celebrase la Jornada Mundial del Enfermo. En su mensaje para este día explicaba la importancia de Nazaret en este Año de la Misericordia: “La celebración eucarística central de la Jornada, el 11 de febrero de 2016, memoria litúrgica de Nuestra Señora de Lourdes, tendrá lugar precisamente en Nazaret, donde «la Palabra se hizo carne, y puso su morada entre nosotros» (Jn 1,14). Jesús inició allí su misión salvífica, aplicando a sí mismo las palabras del profeta Isaías, como dice el evangelista Lucas: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado a evangelizar a los pobres, a proclamar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista; a poner en libertad a los oprimidos; a proclamar el año de gracia del Señor» (Lc 4,18-19)”.

La Jornada Mundial del Enfermo fue instituida por el Papa Juan Pablo II en 1992, con el objetivo de sensibilizar al pueblo de Dios y a las instituciones sanitarias católicas, y a la misma sociedad civil, de la necesidad de asegurar una mejor asistencia a los enfermos; ayudar a quien está enfermo a valorar, en el plano humano y sobre todo en el sobrenatural, el sufrimiento; implicar en especial a las diócesis, comunidades cristianas, familias religiosas en la pastoral sanitaria.

Desde las Obras Misionales Pontificias se propone la Unión de Enfermos Misioneros, como una forma de vivir, en el plano sobrenatural, el inexplicable misterio – a ojos humanos – del dolor y la enfermedad. Se trata de una unión de oración y sacrificio que acoge a aquellos fieles que, experimentando la enfermedad, quieran ofrecer su sufrimiento por la misión de la Iglesia de llevar el mensaje de Jesús al mundo y por los misioneros.

Para más información: http://www.omp.es/OMP/formacion/enfermos.htm

OMPRESS-NAZARET (11-02-16)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email