Opinión

¿Navidad? ¿Qué significa?


Queridos amigos: ¡Feliz Navidad!

Años tras años, solemos expresar nuestro deseo de la Navidad con una expresión parecida, o un «felices fiestas»…

Pero, si nos paramos a pensar en ese deseo, seguramente, no lo digamos tan rápido, o a su vez, nos lo pensaríamos varias veces antes de desearle a alguien algo.

Celebrar la Navidad, aparte de reunirse con la familia, irse de cenas, y ver a gente que hace tiempo que no ves, es algo que vas más allá de lo típicamente tradicional.

La Navidad es AMAR,

No solamente a quién me interesa, quiero o es cercano. Es amar a ese que tiene mala pinta, a uno que está tirado en la calle, a un extraño que no conocemos de nada, o inclusive a ese a quien no podemos ni ver y nos come por dentro.

La Navidad es PERDONAR,

A quién me ha podido hacer daño, a quien a pesar de los equívocos, heridas o traición, le intento dar una nueva oportunidad de rectificar, de hablar y arreglar las cosas. Porque hoy soy yo, pero mañana puede ser que me toque a mí y sentir como otra persona me tiene que perdonar. Y si lo haces, seguramente, tu herida se cierre, porque no tendrás esa espina dentro. Ni dejarás que la otra persona la tenga.

La Navidad es pedir PERDÓN,

Por las veces que en nuestro corazón sentimos que hemos hecho mal, que hemos traicionado consciente o inconscientemente a esa persona a quién valoramos y queremos. Es ser valientes a mirar a los ojos, abrir nuestro corazón y decir «perdón, me equivoqué». Y desde ahí, construir un mundo más sincero y justo.

La Navidad es DAR OPORTUNIDAD,

Si. Como lees, es tender la mano amiga a esa persona que por miles de circunstancias, nos ha podido fallar. Es trabajar día a día para que ese «edificio» después del terremoto, vuelta a estabilizarse. Es ayudar a esa persona a decirle «creo, aunque me hayas fallado».

La Navidad no es fácil.

La Navidad, es, pudiendo tener casi todo, no encerrarte en ti mismo, es salir fuera de ti, mirar al otro como un hermano.

Es sentarte en la mesa con esa persona a quién seguramente, en otro momento no lo haríamos.

Es acoger la vida del otro, poniéndome en su lugar y ayudándole. El rencor, mata.

La Navidad es un paso previo para hacer de un mundo frío, un mundo más humano, más solidario, más compresivo…

La Navidad es el examen para ponerte tu, en el lugar del otro, y, desde ahí, actuar como te gustaría que actuarán contigo. Porque, como dije antes, hoy soy yo. Pero, mañana, puedes ser tú.

Y, aunque parezca utopía, no me lo invento yo. Este mensaje lleva dos mil año, y aún, para mucho de nosotros, la Navidad no es la verdadera.

Cogemos la parte fácil de la navidad, sin contar con que eso que hacemos, es una gota de agua de ese mar infinito que es la verdadera Navidad.

¿Te apuntas a hacer la verdadera Navidad?

Acércate a un niño pequeño.

Contempla sus actos y palabras.

Mira cómo sonríe, perdona, olvida, pide perdón y actúa como si nada hubiera pasado. Porque la Navidad es para gente humilde. Porque la Navidad es para valientes.

Feliz Navidad.
José Borja.

Print Friendly, PDF & Email