Revista Ecclesia » Nathalie Becquart: «Los planteamientos respecto del lugar de la mujer nos incumbe a todos»
Nathalie Becquart: «El voto es solo el final del proceso más largo que refleja un cambio»
Destacada Internacional Última hora

Nathalie Becquart: «Los planteamientos respecto del lugar de la mujer nos incumbe a todos»

El pasado 18 de Junio, la Unión Mundial de las Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC) y la Academia Latinoamericana de Líderes Católicos realizaron la conferencia internacional Mujeres en la Iglesia: el desafío de la sinodalidad la cual contó con la participación de alrededor de 2000 personas conectadas de más de 50 países de los cuatro continentes.

La conferencia fue además un hito de diálogo intercultural e intergeneracional, que inicio con la conferencia magistral de Nathalie Becquart, la primera mujer en la historia de la Iglesia que tiene derecho a voto en el Sínodo de los Obispos y primera mujer en ser nombrada subsecretaria del Sínodo de los Obispos. Su conferencia además fue comentada por 3 referentes del liderazgo cristiano en la vida publica: Jorge Lozano, secretario general del CELAM y arzobispo de San Juan de Cuyo; Sophie Gladima, ministra de Energía de Senegal y única católica en el gobierno musulmán de ese país africano; y la brasileña Cristiane Murray, primera mujer en ser vicedirectora de prensa de la Santa Sede.

En su presentación la Becquart subrayo la importancia de «redescubrir la primacía del “nosotros” eclesial para servir al bien común». Ha comentado que «para el cambio se necesita tiempo». Y contestando a una de las preguntas enfatizo que es fundamental «escuchar a los jóvenes y a las mujeres y, sobre todo, acompañar y a educar a los jóvenes que buscan un sentido a sus vidas y una identidad». Sobre el derecho a voto de las mujeres en los sínodos, ha explicado que: «además que el voto, cuenta la participación de las mujeres en el proceso de redacción del documento final de los sínodos, las mujeres pueden así realmente ofrecer su punto de vista y dar su opinión». Explicó que para el próximo sínodo será fundamental que mujeres y hombres trabajen en reciprocidad, desde el inicio, en sus respectivas diócesis. Este será un verdadero proceso. Habrá instructivos sencillos para que todos, sea cual fuere su lugar, puedan ser escuchados.

Becquart se refirió al contexto actual de las mujeres en la Iglesia con tres expresiones: «una llamada urgente, fuertes aspiraciones, un signo de los tiempos», a las que luego Lozano, tal y como informa la agencia AICA, estimó oportuno «ponderar adecuadamente».

Asimismo, recordó que en forma permanente el Papa se ha dirigido a las mujeres, recalcando el papel que ocupan en la vida civil y eclesial y abogando por el reconocimiento pleno de sus derechos, resaltando su dignidad y animando a que en el interior de la Iglesia puedan desarrollar sus dones.

La religiosa citó la exhortación Evangelii gaudium cuando afirma: «Las reivindicaciones de los legítimos derechos de las mujeres (…), plantean a la Iglesia profundas preguntas que la desafían y que no se pueden eludir superficialmente». «Los planteamientos respecto del lugar de la mujer nos incumbe a todos, varones y mujeres, y de diversas vocaciones», agregó.

Durante su introducción, María Lía Zervino, presidenta general de la UMOFC dijo: «estamos aquí para escucharnos, para hablar con libertad, para discernir juntos buscando construir una Iglesia en salida y una humanidad fraterna que cuide de nuestra Casa Común. Es decir, para vivir precisamente en este webinar, una experiencia de Iglesia sinodal, como nos propone el Papa Francisco».

Alejandra Segura, coordinadora de la red de mujeres de la Academia de Líderes Católicos comento que «el tema de la mujer en la Iglesia no pasa por lógicas equivocadas de luchas de poder o confrontaciones entre hombres-mujeres, jerarquía-laicos; sino por reconocernos que tanto hombres como mujeres, laicos como sacerdotes, somos parte del mismo pueblo de Dios que peregrina en esta vida».

Jorge Eduardo Lozano, Secretario General de la Conferencia Episcopal Latino Americana (CELAM), comentó a propósito del rol de las mujeres en la iglesia que son «llamadas a ser, al interior del tejido eclesial, sacramento de comunión, puente que favorece el encuentro, en cuyo vientre se fecunda un nuevo modo de relacionarse y se prioriza el arte del acompañamiento».

Lozano consideró que para asumir este desafío es necesario dejarse guiar con libertad por «la audacia del Espíritu Santo, dejando de lado actitudes de temor». «Se nos plantea una especie de tensión entre un modo de ser ‘Iglesia demasiado temerosa y estructurada’ resistiendo a ‘una Iglesia viva que presta atención a las legítimas reivindicaciones de las mujeres», diferenció. El secretario general del Celam destacó: «La Iglesia tiene impreso rostro de mujer: nuestras asambleas, los grupos parroquiales, las celebraciones litúrgicas, los ministerios pastorales de nuestras comunidades, la calidad de la reflexión y la calidez de la entrega a los pobres y abandonados, se teje principalmente en las entrañas femeninas, cuyo seno es espacio de cobijo y amparo».

Sophie Gladima comento «hay que hacer hincapié en la educación y la formación de las jóvenes, especialmente en los ámbitos científicos. Empezando por las zonas rurales concienciando a las jóvenes de la importancia de la formación y luchando contra el matrimonio precoz».

La intervención de Cristiane Murray, vicedirectora de prensa de la Santa Sede focalizo su discurso en dos temáticas que enfatizaron que «la mujer es Iglesia» y que «la iglesia en inconcebible sin las mujeres». Dio un riquísimo testimonio personal, mostrando cómo dentro de las propias estructuras de la Santa Sede, la presencia y el desempeño de las mujeres ha ido evolucionando positivamente.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa