Revista Ecclesia » Nathalie Becquart: «El Papa quiere a las mujeres como protagonistas en la Iglesia»
Nathalie Becquart: «El Papa quiere a las mujeres como protagonistas en la Iglesia»
Destacada Internacional Última hora

Nathalie Becquart: «El Papa quiere a las mujeres como protagonistas en la Iglesia»

El pasado 10 de febrero nos hacíamos eco en ECCLESIA del nombramiento de la religiosa javeriana Nathalie Becquart como subsecretaria para el Sínodo de los Obispos.  Junto con el agustino español Agustín Luis Marín de San Martín y el nuevo secretario general, Mario Grech, tendrán la función de apoyar a los prelados en la  XVI Asamblea General de los Obispos, convocada para 2022, que tendrá por lema Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión’.

En una entrevista con la agencia EFE,Becquart habló de que su anhelo de que esta designación «sirva para dar esperanza a las mujeres en la Iglesia, pero también en la sociedad».

Del mismo modo ha querido resaltar cómo con en el pontificado del Papa Francisco se ha ido ampliando, paulatinamente, el ámbito de responsabilidad de religiosas y laicas comprometidas con la labor misionera, organizativa y pastoral de la Iglesia cátolica.

«En el Vaticano ya hay otras subsecretarias, también en las iglesias locales hay mujeres con verdaderas responsabilidades, en las diócesis, conferencias episcopales, parroquias, colegios, en Cáritas».  A su juicio, considera que Francisco las quiere «más involucradas en el proceso sinodal, como protagonistas en la Iglesia».

Un cambio imparable que todavía hoy «tiene resistencias»

«En los pasados sínodos se ha hablado sobre la importancia de tener más mujeres implicadas, pero también en puestos de responsabilidad», comenta para Cristina Cabrejas, de la Agencia EFE, aunque reconoce para ver una mayor presencia femenina «aún queda un largo camino», pero no sólo en la Iglesia «sino también en otros ámbitos». Por ejemplo, apunta, «en el mundo empresarial las mujeres todavía no pueden hacer todo, sabemos que todavía hay estigmas y discriminaciones».

«Es un largo camino porque la mayoría de nuestras sociedades vienen de una mentalidad de patriarcado. Durante siglos. Así que ahora tenemos una oportunidad, pero no a partir de mi nombramiento, sino continuando un siglo de cambios», destaca.

También admite que, como todos los procesos de cambios, «tiene resistencias». «Para algunas generaciones —y también en la Iglesia, pero no solo— que tienen otros esquemas mentales, existen resistencias porque les supone un cambio».

«En la Iglesia, un nuevo mundo para hombres y mujeres laicos se lleva promoviendo desde el Concilio Vaticano II, pero fue hace solo 50 años, después de más de mil años de orden patriarcal. Así que por eso es normal que haya algunas resistencias, pero pienso que son una minoría», señala.

«Así que lo que he recibido siento que debo compartirlo. Y espero que esto anime a muchas mujeres en la Iglesia a sentir que sí, que esta es tu casa, esta es tu familia, y puedes encontrar tu lugar y dar y compartir lo que en la Iglesia recibes», explica.

Y por último subraya: «He recibido muchísimos mensajes de sacerdotes, obispos, incluidos altos cargos de la Curia Romana, que me dicen lo felices que están».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa