Revista Ecclesia » Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas Española: «Llevamos años defendiendo un modelo de gestión financiera en el que se prime a las personas»
Iglesia en España Última hora

Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas Española: «Llevamos años defendiendo un modelo de gestión financiera en el que se prime a las personas»

Fiare Banca Ética y Cáritas Española han firmado un convenio de colaboración con el fin de formalizar el actual marco de relación entre ambas organizaciones y fortalecer la oferta de servicios de finanzas éticas al conjunto de las 70 Cáritas diocesanas.

Así lo ha remitido el equipo de prensa de Cáritas Española, que confirma que el acuerdo, dirigido a facilitar el acceso a los productos y servicios financieros de Fiare Banca Ética, servirá para seguir creando vínculos entre ambas entidades y avanzar en la defensa de valores comunes, como la inclusión financiera, la cooperación y la solidaridad, en los que llevan años trabajando juntas.

Apoyo a las tarjetas para la inclusión social

Este convenio va a permitir gestionar servicios vinculados a la financiación de acuerdo a criterios éticos al conjunto de las Cáritas del país y, de manera especial, al apoyo de un elemento tan útil e importante en estos momentos como pueden ser las tarjetas para la inclusión social o tarjetas solidarias.

A fecha de hoy, numerosas Cáritas diocesanas vienen utilizando este instrumento en sus itinerarios de acompañamiento a las personas y familias vulnerables para garantizar de una manera digna su acceso a bienes básicos, como es el caso de los solicitantes de ayuda alimentaria en los diferentes territorios. Esta colaboración hará posible a corto plazo la progresiva incorporación de nuevas Cáritas diocesanas a esta modalidad de respuesta a las situaciones de gran precariedad, que se inspira en la dignificación de la ayuda y el respeto a la autonomía de los participantes.

Opción por los derechos humanos y el cuidado de la Creación

Como ha señalado la secretaria general de Cáritas Española, Natalia Peiro, en el acto de la firma de este convenio, «esta colaboración con Fiare Banca Ética parte de nuestra apuesta por un modelo de entidades financieras en el que valores como el respeto a los derechos humanos y el cuidado de la creación marquen sus inversiones». «Cáritas lleva años defendiendo un modelo de gestión financiera comprometido con la construcción de un mundo más justo en el que se prime a las personas por encima del beneficio económico y este acuerdo va a reforzar ese objetivo», añadió.

«Fiare Banca Ética agradece la complicidad que ha tenido Cáritas desde sus inicios con el desarrollo del Banco en el país, y con el compromiso de muchas Cáritas diocesanas a la hora de querer trabajar con un banco ético», ha remarcado, por su parte, Juan Garibi, responsable de desarrollo y estrategia de Fiare Banca Ética.  «Para el Banco, la firma de este convenio y trabajar con Cáritas significa apoyar la Confederación que acompañan en el día a día a personas con diferentes vulnerabilidades, y desde nuestro propósito como banco, fomentar la inclusión financiera es uno de nuestros retos», señala Garibi.

20 millones de euros para ayudar a la inserción social y laboral

En 2020, Fiare Banca Ética financió con alrededor de 20 millones de euros a entidades con un alto impacto social y laboral, casi la mitad de toda la financiación aprobada durante el año. El ámbito de la inserción socio-laboral sigue siendo el principal ámbito solicitante de financiación y una apuesta para conseguir la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad que permite la integración y el intercambio permanente de conocimientos y experiencias entre personas con diversas habilidades.

Fiare Banca Ética nace de la unión de dos proyectos basados en las finanzas éticas: Banca Popolare Ética, un banco cooperativo que trabaja en Italia desde el 1999, y Fiare, que opera en España desde el 2005. Ambos quieren ser una herramienta al servicio de la transformación social a través de la financiación de proyectos del tercer sector, la economía social y solidaria y la promoción de una cultura de la intermediación financiera, bajo los principios de la transparencia, la participación y la democracia.

La apuesta de Cáritas por la Economía Social y las finanzas éticas, a la que el año pasado se destinaron 57.095.035 euros, demuestra que existe otro modo de hacer economía y de hacer empresa, de que sí es posible una economía al servicio de las personas donde éstas sean la prioridad por encima del beneficio económico.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa