Internacional Última hora

Nace la Red de Educación Intercultural Bilingüe en la Amazonía

A partir de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) ha nacido la Red de Educación intercultural Bilingüe en la Amazonía (REIBA). «Se pone en marcha la implementación de las propuestas del Sínodo para la Amazonía en torno a la educación, comenzando a tejer una Red educativa que quiere articular diversas propuestas educativas de la región Panamazónica», explica la REPAM. «Se quiere articular, sirviendo y sumándose a otras propuestas educativas ya existentes y, al mismo tiempo, fortalecer estas propuestas con una educación en la ecología integral, que valore la identidad de los pueblos indígenas amazónicos, la interculturalidad y el bilingüismo», añade la REPAM.

La REIBA comienza como un proyecto piloto que tiene como destinatarios a los pueblos originales de la Amazonía, que cuenta con una población de 2,5 a 3 millones en toda la región amazónica. Este proyecto piloto quiere empezar en el año 2021 con 8 escuelas de educación primaria situadas en diferentes comunidades indígenas en diversas jurisdicciones eclesiásticas de siete países amazónicos: uno en Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Venezuela, y dos en Brasil.

Servicio de Voluntariado de Educadores

Desde la REIBA se pondrá en marcha un Servicio de Voluntariado de Educadores de la Iglesia, que pueden ser laicos, religiosos, jóvenes o a dultos, que quieran servir durante uno dos años en estas comunidades, explica la REPAM. También pueden ser voluntarios a nivel nacional o internacional. En este Voluntariado de Educadores «se espera que ellos contribuyan con iniciativa y entusiasmo a la inculturación de la educación en la región amazónica».

El proyecto también contempla que la Comunidad Nativa acoja a los voluntarios con el deseo de recibir una mejor educación para sus hijas en las escuelas. Por eso, es importante velar por la seguridad de los educadores cuando estén en la comunidad, brindarles un lugar dónde vivir, compartir los alimentos, etc. El voluntario por su parte estará dispuesto a compartir las alegrías, el sufrimiento y los problemas con la comunidad donde él trabajará. Además el educador no recibirá un sueldo o un salario fijo como maestra o maestro; sólo tendrá lo necesario para su sustento.

Print Friendly, PDF & Email