Firmas

Mujeres pascuales, por Fidel García Martínez

maria-magdalena

Mujeres pascuales, por Fidel García Martínez

La Resurrección de Jesucristo revelada y creída, no demostrada científicamente, con ninguna prueba de laboratorio, externa ni interna, constituye el núcleo esencial del Cristianismo, sin la Resurrección sólo sería una ideología religiosa más, producto de la fantasía de algunos iluminados.

En el plano puramente de verificación histórica por la Resurrección, creída y no demostrada con pruebas objetivas como la del sepulcro vacío, supuso la formación de la comunidad cristiana primitiva, Iglesia dio un impulso al definitivo al mensaje cristiano y a su transmisión oral y escrita. La actividad terrena de Jesús, junto con su Resurrección, es el fundamento indestructible de la fe cristiana en todos los tiempos y de ella depende la fuerza que en la actualidad tiene el mensaje cristiano, como ha dicho el papa Francisco, porque sin la frase de San Pablo: Jesús, el Crucificado resucitó de la muerte, la creencia cristiana no tiene ningún valor, por lo tanto es radical e irrenunciable.

A muchos, que se proclaman católicos no practicantes- extraña contradicción en los términos- que aún no han perdido la fe, pero apenas creen, les pasa lo que al gran San Pedro, cuando María de Magdala, a quien Jesús le había salido al encuentro de forma resucitada, pero reconocible, y le anunció la verdad de la Resurrección; no la creyó y pensó que podían ser una ilusión típicamente femenina nacida de la gran pena y dolor por la muerte violenta y terrible de Jesús en la Cruz. Pero Pedro, se debe tener en cuenta, sabía muy bien que según el derecho judío una mujer no podía ser testigo en un juicio, por lo tanto fundamentar la Resurrección de Jesús en el testimonio de María Magdalena, sería objeto de incredulidad e incluso de mofa. La realidad fue que María Magdalena fue la encargada por Jesucristo en comunicar a verdad teológica de su resurrección. Por eso el Tomás de Aquino llama a esta mujer fundamental la apóstol de los apóstoles. La función esencial de la mujer en la Iglesia se había consagrado hasta hoy: son las mujeres pascuales, sin las cuales la Iglesia, es menos Iglesia. Por eso el Papa Francisco reivindica   su rol por su gran creatividad, entrega y generosidad.

Fidel García Martínez, Catedrático Lengua Literatura, Doctor Filología Románica, Licenciado en Ciencias Eclesiásticas.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email