sebastia aldoma
Internacional

Muere en Cali, el misionero Sebastià Aldomà, una vida dedicada a los demás

Muere en Cali, el misionero Sebastià Aldomà, una vida dedicada a los demás


El sacerdote diocesano Sebastià Aldomà Bonjoch ha fallecido en Cali, Colombia, en la vigilia de la Epifanía, después de 53 años como misionero.
Nacido en Castellnou d´Oluges, en la Segarra leridana, el 24 de abril de 1929, a los 14 años ingresó en el Seminario de Lérida y fue ordenado sacerdote en 1955. Ejerció su ministerio sacerdotal en diversas leridanas, pero su ilusión era servir en tierras de misión y, con esta finalidad, se unió a la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana, OCSHA. Así que desde 1961, en la diócesis de Cali, en Colombia, sirvió a los más pobres, en la periferia, a los más abandonados, y todo eso lejos de su casa dedicado en cuerpo y alma a la tarea misionera.
Puso en marcha, junto con otras iniciativas, en la zona de Siloé, un barrio popular en la ciudad de Cali, un Hogar Infantil y una Granja Escuela, dedicadas las dos a las etapas más importantes de la educación, como son la infancia y la juventud. Trabajaban además muchos vecinos de esa zona y, con los productos obtenidos, frutas, verduras y ganado, especialmente ovino, y derivados lácteos, obtenían un cierto rendimiento para mantener una verdadera empresa.
Además, durante más de 30 años, ha sido encargado del cementerio “Jardines de la Aurora”, en el mismo barrio de Siloé, y del que había sido nombrado capellán, donde pudo llevar a cabo una tarea de acompañamiento y consuelo cercano a las familias afectadas por el traspaso de sus seres queridos. Un aspecto espiritual de una misión difícil y remarcable. En resumen, su tarea de extensión del “Reino de Cielo” ha sido ejemplar tanto desde el punto de vista humano como el religioso.
Sus restos fueron inhumados en Cali, ayer día 6 de enero y se celebró una Eucaristía de despedida en la parroquia “Niño Dios de Belén”, donde había desarrollado parte de su tarea pastoral. El obispado de Lérida anunciará en su momento la hora y el lugar de la celebración de una Misa de Exequias.

OMPRESS-LÉRIDA (7-01-15)

Print Friendly, PDF & Email