Iglesia en España Internacional Nacional Noticias

Muere el obispo español de Cafayate, el agustino José Demetrio Jiménez

El sacerdote había nacido en el pueblo toledano hace 56 años. Tras varios meses aquejado de una enfermedad terminal, falleció el 23 de octubre en Buenos Aires (Argentina) el agustino José Demetrio Jiménez, obispo prelado de Cafayate y nacido en la localidad toledana de Los Cerralbos Tanía 56 años de edad y 38 de vida religiosa.

La diócesis de Toledo tiene 142 misioneros repartidos en 46 países

El sacerdote, perteneciente a la Orden de San Agustín, había participado hace unos días en la celebración de la fiesta patronal en la localidad del valle calchaquí, pese a su estado de salud, según informan desde la publicación argentina La Gaceta Salta.

Cafayate es una localidad de la provincia de Salta, en el noroeste de Argentina, situada en la zona de los valles Calchaquíes, famosa por sus formaciones de roca rojiza y sus viñedos, donde, desde 2014, el sacerdote toledano estaba al frente de esta responsabilidad.

Desde la parroquia Santos Justo y Pastor de Toledo se han unido en oración con la prelatura de Cafayate (Argentina) por fallecimiento de su obispo monseñor José Demetrio Jiménez. «El Señor le acoge. Damos testimonio de su entrega misionera», han señalado en sus redes sociales.

En una de sus recientes homilías, monseñor Jiménez responsabilizó a los políticos por el avance del narcotráfico en la tierra donde ejercía su ministerio: «El flagelo de la droga tiene en vilo a las ciudades del Valle Calchaquí. ¿Sera inexorable, será inevitable que el narcotráfico se establezca entre nosotros?, ¿Lo permitiremos como sociedad?, ¿Cuántas familias destruirá, cuantas se llevó ya por delante?, ¿Cuántas vidas devorará, cuantas ha devorado ya? ¿A cuántos amenazará o está ya amenazando? ¿Quiénes serán sus cómplices o están ya siéndolo?, ¿Quiénes se hacen cargo de nuestros hermanos adictos, de las madres que no pueden contenerlos o de padres que no saben qué hacer?», se preguntó el sacerdote toledano.

Gran parte de este año en curso, monseñor José Demetrio Jiménez se mantuvo alejado de la prelatura que tenía a su cargo, ya que debió seguir un riguroso tratamiento en Buenos Aires, ciudad donde finalmente falleció. Desde la prelatura de Cafayate se ha informado de que sus restos fueron llevados a la localidad vallista para ser sepultados.

Monseñor Jiménez había nacido en Los Cerralbos (Toledo), el 8 de octubre de 1963 y había sido ordenado sacerdote el 23 de julio de 1988 por la Orden de San Agustín en el monasterio Santa María de la Vid. Fue elegido obispo prelado de Cafayate y recibió la ordenación episcopal del Papa Francisco el 10 de mayo de 2014. En la Conferencia Episcopal era delegado de la Región Pastoral Noroeste Argentino (NOA) y miembro de las comisiones de Fe y Cultura y de Pastoral Aborigen.

M.J.MUÑOZ
ABC Toledo
23-10-2019

Print Friendly, PDF & Email