Internacional Noticias

Movilizaciones por la justicia climática

Cambio Climático

Se acerca la Cumbre sobre la Acción Climática convocada por la ONU. Será el próximo 23 de septiembre. Por eso, diferentes organizaciones de la sociedad civil en todo el mundo, entre las que también se encuentra el Movimiento Católico Mundial por el Clima, han convocado una semana de acciones en defensa del planeta y del clima. En España, está prevista una gran movilización el próximo 27 de septiembre, que contempla una huelga de estudiantes y de consumo, paros en los centros de trabajo, manifestaciones y concentraciones en las principales ciudades del país, además de actividades creativas y diversas.

Según informa la HOAC, el último Informe especial sobre el impacto del calentamiento global del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la OMM, señala que las repercusiones sobre el clima serán catastróficas, si superamos el umbral de 1,5ºC descrito en el objetivo del Acuerdo de París. El informe también advierte de que falta solo poco más de una década para alcanzar esta barrera del calentamiento global.

El Papa Francisco ha reiterado recientemente que «la crisis ecológica actual, especialmente el cambio climático, amenaza el futuro de la familia humana y esto no es una exageración. Durante demasiado tiempo hemos ignorado colectivamente los frutos de los análisis científico, y “las predicciones catastróficas ya no pueden ser miradas con desprecio e ironía”». Señalando que «el ritmo de consumo, de desperdicio y de alteración del medio ambiente ha superado las posibilidades del planeta, de tal manera que el estilo de vida actual, por ser insostenible, solo puede terminar en catástrofes, como de hecho ya está ocurriendo periódicamente en diversas regiones. La atenuación de los efectos del actual desequilibrio depende de lo que hagamos ahora mismo, sobre todo si pensamos en la responsabilidad que nos atribuirán los que deberán soportar las peores consecuencias» (Laudato si’, LS 161).

La HOAC nos recuerda que esta emergencia climática nos obliga a reaccionar y actuar con responsabilidad ante el grito de la tierra, de los pobres y de las generaciones futuras. La humanidad necesita otro rumbo, y sabemos que las cosas pueden cambiar (LS, 13) para apostar por una conversión ecológica integral, que incorpore las dimensiones humanas y sociales (LS, 137-162). Es el tiempo de reclamar a Gobiernos y agentes protagonistas que adopten las medidas oportunas que mitiguen la actual crisis socioambiental. Es tiempo también de apostar por una conversión personal que mejore nuestros estilos de vida.

Print Friendly, PDF & Email