Internacional

Monumento del Cristo Redentor de Brasil cumple 85 años

Monumento del Cristo Redentor de Brasil cumple 85 años

Hoy 12 de octubre cumple 85 años el Cristo Redentor, uno de los símbolos más representativos de Río de Janeiro (Brasil) y el primer santuario a cielo abierto del mundo. Esta imagen, que representa el sentimiento cristiano de los brasileños, también es una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno.

El Cristo Redentor está hecho de concreto y de esteatita. Mide 30 metros de alto, sin contar los 8 metros del pedestal, y los brazos tienen 28 metros de largo.

Aunque fue construido entre los años 1922 y 1931, la historia del Cristo Redentor se remonta a la época del Imperio de Brasil. En el año 1859, un sacerdote lazarista francés, el P. Pierre-Marie Boss, observaba el cerro Corcovado desde la ventana de la Iglesia del Colegio de la Inmaculada Concepción en la Playa de Botafogo y fue inspirado para construir allí un monumento religioso.

La princesa Isabel, parroquiana del P. Boss, conocía este deseo del sacerdote y cuando en 1888 quisieron rendirle un homenaje con una estatua en el Corcovado luego de que firmó la abolición de la esclavitud, ella dijo que prefería que la estatua fuera del Sagrado Corazón de Jesús, el “verdadero redentor de los hombres”.

Aunque en 1889 se proclamó la República y se produjo la separación entre la Iglesia y el Estado, el proyecto siguió adelante.

En 1921, en los preparativos para el centenario de la Independencia de Brasil, el Círculo Católico decidió continuar este sueño y el ingeniero Heitor da Silva Costa ganó el concurso de diseño del proyecto.

En 1923, la Arquidiócesis de Río de Janeiro, cuyo Arzobispo era Mons. Sebastião Leme, promocionó la Semana del Monumento para recaudar fondos para la construcción. Con la guía del Mons. Leme, Heitor da Silva Costa fue mejorando el proyecto hasta conseguir la imagen en que el cuerpo de Cristo tiene forma de una cruz con el tronco erguido y los brazos abiertos.

Mons. Leme pidió al ingeniero que se coloque en la estatua el Sagrado Corazón de Jesús. Así, un corazón discreto fue puesto en la parte del pecho y es la única parte que está revestida de piedra esteatita.

El proyecto de construcción también contó con la colaboración del escultor francés Paul Landowski y del ingeniero francés Albert Caquot.

La cabeza y las manos fueron hechas en París (Francia) y enviadas en partes numeradas para ser armadas en Brasil. En total fueron 50 piezas para la cabeza y ocho para las manos.

El monumento fue inaugurado el 12 de octubre de 1931, día de la Virgen de Aparecida, la Patrona de Brasil. En la ceremonia, Mons. Sebastião Leme bendijo la obra con estas palabras: “¡Cristo vence! ¡Cristo reina! ¡Cristo impera! ¡Que Cristo proteja de todo mal a su Brasil!”.

Traducido por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en ACI Digital.

Cristo Redentor / Foto: Arquidiócesis de Río Janeiro

 

RÍO DE JANEIRO, 12 Oct. 16 / (ACI).-

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME