Carta del Obispo Nacional

Monseñor Martínez en el funeral por el guardia civil José Manuel Arcos

Monseñor Martínez en el funeral por el guardia civil José Manuel Arcos: “La muerte no tiene la última palabra”

La Santa Iglesia Catedral de Granada ha acogido esta mañana, 16 de octubre, el funeral por el eterno descanso del guardia civil muerto en acto de servicio José Manuel Arcos. En la Santa Misa funeral, los familiares de José Manuel Arcos han recibido las palabras de consuelo del Sr. Arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez, quien ha subrayado que “la muerte no tiene la última palabra, sólo el amor infinito de Dios”.

Mons. Martínez recibía el féretro en la puerta principal de la Catedral y expresaba su pésame a la familia, mostrándole su cercanía, afecto y oración por el descanso eterno del guardia civil, en un funeral al que han asistido cerca de 2.000 personas, entre ellas numerosos miembros compañeros de la Guardia Civil, así como compañeros miembros de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y granadinos que quisieron así acompañar a familiares y amigos.

Asimismo, han asistido distintas autoridades militares y civiles, entre ellos el ministro de Interior, el Director General de la Guardia Civil, la Consejera de Justicia e Interior, el Delegado y la Subdelegada del Gobierno, el Presidente de la Diputación Provincial, así como autoridades locales y del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, entre otros.

En el funeral, un representante de la Guardia Civil habló en nombre de todos los compañeros, para expresar públicamente también el dolor por la pérdida de José Manuel Arcos en acto de servicio, asegurar su memoria y entrega en su trabajo, y para confirmar que su familia no estará nunca sola, ya que estará arropada por los compañeros. “Un abrazo, amigo. Te queremos”, concluyó.

DESCANSO ETERNO
En sus palabras durante el funeral, el Sr. Arzobispo habló de José Manuel Arcos como “un servidor para nosotros, de los que hacen que día y noche vivamos tranquilos”. “Ningún sufrimiento queda fuera desde la muerte de Cristo en la cruz. Nada hay en la humanidad que no sea parte de la Pasión de Cristo”, señaló Mons. Martínez, quien subrayó que “nos abrazaremos todos de nuevo en el Cielo, que es nuestra Casa, Nuestra Casa es Dios” y eso “da sentido a vuestra entrega, servicio y generosidad”.
Mons. Martínez habló de José Manuel Arcos como “una vida dada, ofrecida por el bien de todos” y elevó una oración a Dios por su descanso eterno, recordando que la única esperanza sólida es Cristo en la cruz, que murió por nosotros para gozar de la vida eterna que es nuestro destino final.

En la oración de los fieles, se elevaron súplicas a Dios por José Manuel Arcos y sus familiares, por los miembros de la Guardia Civil, por los distintos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, “que velan por nuestra seguridad”, y por toda la sociedad.

“Con la certeza de que no está muerto, sino que vive y ha sido llamado a la vida eterna, dale Señor el descanso eterno. Cristo murió por ti y te salvará de la muerte. Descanse en paz”, fueron las palabras finales de Mons. Martínez a las puertas de la entrada principal de la Catedral, donde acompañó a los familiares junto al féretro. Una bendición final que concluyó con un aplauso unánime en la Plaza de las Pasiegas, y posteriormente un profundo y hondo minuto de silencio, roto sólo por el sonido de las campanas del templo catedralicio en señal de duelo.

Las palabras íntegras del Sr. Arzobispo de Granada en la misa funeral, tanto de la homilía como al término de las exequias, están disponibles en www.archidiocesisgranada.es , en el siguiente enlace:

Escuchar homilía

Palabras finales audio

Granada, 16 de octubre de 2018.-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email