Iglesia en España

Monseñor Julián López explica su experiencia como participante en el LI Congreso Eucarístico Internacional Cebú (Filipinas)

El obispo de León ofreció una conferencia para explicar su experiencia como participante en el 51 Congreso Eucarístico Internacional de Cebú (Filipinas)

Fue jueves día 17 a partir de las 20 h. en el salón de actos del Seminario con entrada libre.

El obispo de León, Julián López, ofreció el jueves día 17 en el salón de actos del Seminario Mayor una conferencia en la que relató su experiencia como participante en el LI Congreso Eucarístico Internacional en la ciudad de Cebú (Filipinas), a donde acudió entre los pasado días 24 al 31 de enero en su calidad de delegado nacional de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para los Congreso Eucarísticos Internacionales. El prelado legionense, atendiendo los deseos de varios sacerdotes, personas consagradas y fieles laicos, habló de lo que ha sido este acontecimiento eclesial y del significado que este Congreso Internacional ha tenido para la Iglesia local de Filipinas y para el continente asiático, en una disertación en la que compartió anécdotas y vivencias de las jornadas que estuvo en la ciudad de Cebú y que incluyó la proyección de fotografías y vídeos.

ENCUENTRO CON MISIONEROS

El obispo de León aprovechó su presencia en Filipinas con motivo de este Congreso internacional para mantener un encuentro con un misionero leonés que trabaja en aquel país asiático y a través suyo trasladó un mensaje de apoyo de toda la Diócesis a los otros cinco misioneros leoneses presentes en aquel país del lejano oriente.

Este LI Congreso Eucarístico Internacional se celebró bajo el lema “Cristo en Vosotros, la esperanza de la gloria” en la ciudad filipina de Cebú, conocida como la cuna del cristianismo en Asia, porque allí comenzó la evangelización del continente el 31 de marzo de 151, cuando Fernando de Magallanes plantó la primera cruz en el punto donde hoy se enclava la Basílica del Santo Niño de Cebú y donde se ha celebrado recientemente el 450 aniversario del hallazgo de la imagen el Santo Niño que según la tradición había entregado Magallanes a la reina de Cebú y que fue recuperada por un soldado español en 1565.

Este Congreso Eucarístico Internacional ha dado continuidad al celebrado en Dublín (Irlanda) en 2012 y se enmarca “en una rica tradición que se iniciaba en 1881 en la ciudad de Lille, en Francia, por personas sensibles a la importancia y al significado que tiene la Eucaristía en la vida de la Iglesia, que es la comunión con Dios y la fuente de vitalidad apostólica de la Iglesia, comunión con Dios y comunión con los hermanos”.

A lo largo de más de un siglo los congresos eucarísticos han ido evolucionando no sólo acentuando el aspecto fundamental de la presencia del Señor en el sacramento, sino que hoy en día acentúan también la misión de la Iglesia porque hoy importa mucho al misión y la misión primera, el anuncio del Evangelio” ha asegurado Julián López, quien ha querido remarcar el hecho de que este Congreso se haya celebrado en Filipinas “en el país más católico de Asia, fruto también de la evangelización española, y precisamente este Congreso se planteó como un salto hacia adelante mirando no a las islas, sino al continente, un continente con una espiritualidad y un sentido religioso muy profundo, con un deseo de unión con Dios, pero con problemas de todo tipo y que necesita la luz del Evangelio, la luz que está condensada en la Eucaristía”.

Todas estas reflexiones, junto con el relato de las vivencias, estarán presentes mañana jueves día 17 en esa conferencia que el obispo Julián López ofrecerá a partir de las 20 horas en el salón de actos del Seminario, con entrada libre hasta completar aforo.

Print Friendly, PDF & Email