Monseñor Jiménez, obispo de Santander, destaca “la grandeza” de Benedicto XVI
Especiales Ecclesia Renuncia de Benedicto XVI

Monseñor Jiménez, obispo de Santander, destaca “la grandeza” de Benedicto XVI

jimenez-zamora

 Mons. JIMÉNEZ DESTACA “LA GRANDEZA” DE BENEDICTO XVI AL RENUNCIAR A SU PAPADO PENSANDO EN EL BIEN DE LA IGLESIA, PERO TAMBIÉN PARA CONTINUAR SIRVIÉNDOLA

El obispo de Santander recordó la “cercanía y el rostro de bondad” que percibió de Benedicto XVI durante su último encuentro personal. Mons. Jiménez pide a los diocesanos oraciones para que el Espíritu ilumine el proceso de elección de un nuevo Papa

El obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez ha destacado hoy la “cercanía y el rostro de paz y de bondad” que vio en el rostro de Benedicto XVI durante el último encuentro personal que mantuvo con el Santo Padre con motivo de una peregrinación diocesana de fieles a Roma realizada el pasado 5 de septiembre.

Mons. Jiménez, “con más reposo”, ha querido hoy valorar la figura y el pontificado de Benedicto XVI y ha destacado “su humildad” como trabajador de la viña del Señor; pero también “su grandeza” al renunciar libremente a su ministerio papal “pensando en el bien de la Iglesia, pero también para seguir sirviéndola mediante la oración y ofreciendo al Señor su vida”.

 

Mons. Vicente Jiménez, aprovechó su último encuentro en septiembre pasado con Benedicto XVI para agradecerle en persona que hubiera concedido a la Diócesis de Santander la Indulgencia Plenaria para celebrar, durante el pasado año, la Conmemoración Jubilar lebaniega al cumplirse los 500 años de la concesión de la Bula Papal que posibilitó celebrar el Jubileo en el monasterio cántabro de Santo Toribio de Liébana, donde se alberga la reliquia del Lignum Crucis, el mayor fragmento de la Cruz de Cristo que se conserva en el mundo.

Igualmente, el obispo ha exhortado “encarecidamente” a todos los diocesanos a que encomienden a Dios “al querido Papa Benedicto XVI” en señal de gratitud,  para que “le cuide en la nueva etapa” de su vida, en la que quiere servir a la Iglesia con una vida dedicada a la oración.

Además, Mons. Jiménez anima a pedir a Dios un nuevo Papa como “don de su bondad y de su providencia”. A “su elegido”, Dios lo “sostendrá con su gracia” para que pueda desempeñar “fielmente la misión que le confía”. Por este motivo, el obispo invita a depositar “nuestra esperanza en el Señor, que cuida de su Iglesia hasta el final de los tiempos”.

Mons. Jiménez también solicita plegarias para que el Espíritu “ilumine las mentes” de los cardenales electores que participarán en el proceso de elección de un nuevo sucesor de Pedro en la sede pontificia.

Aunque los Papas pasan -dijo-, la Sede de Pedro permanece; el pontificado permanece y en cada Papa está Pedro, que enseña y que lleva la nave de su Iglesia aunque sea en medio de dificultades. Pero sobre todo está siempre “la certeza de la presencia de Señor que nunca abandona a su Iglesia”, apostilló el obispo de Santander.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email