Opinión

Monseñor Javier Echevarría: in memorian, por Fidel García Martínez

Monseñor Javier Echevarría: in memorian, por Fidel García Martínez

Monseñor Javier Echevarría fue un fiel hijo de la Iglesia Católica. Sucedió en la de la Prelatura del Opus Dei a los dos gigantes de la misma: San José María el Padre Fundador y al Beato Don Álvaro del Partillo. Siempre fue consciente de la herencia que recibía y de que su persona y su obra serían comparadas con la de sus grandes antecesores y fundadores.

Por eso, todos sus años de prelado del Opus Dei estuvieron guiados por apoyarse en todos los miembros del Opus. Sabía que él estaba de paso y el OPUS como don de Dios a la Iglesia continuaría su misión apostólica. Quien mejor conoció a Monseñor Javier, es el actual vicario auxiliar Fernando Ocáriz, quien hasta la próxima elección del futuro Padre del Opus, está haciendo las veces de prelado y quien ha recogido las últimas palabras de Monseñor Javier Echevarría que revelan muy bien lo que fueron sus 22 años al frente de Prelatura y que reflejan prudencia, humildad y realismo misión, Sabía muy bien que no tenía el carisma de sus grandes antecesores por eso afirmaba:” Quiero apoyarme en vosotros. Os necesito. Yo ya estoy de paso. La prelatura del Opus Dei está en vuestras manos. Sostened al prelado, sea quien sea.

Monseñor Echevarría era un sacerdote sencillo y humilde con una gran preparación teológica al servicio de la Iglesia y muy fiel al Papa Francisco. Trabajador incansable por conservar y aumentar el gran legado que dejó el Padre fundador de la Obra. Fue un ejemplo de entrega y generosidad y como ha dicho el vicario del Opus Dei en España, Ramón Herrando, una persona muy alegre y fiel al querer de Dios. Son muchas las personas de todo el mundo, además de los 90.000 miembros de la Prelatura, sino también los ciento de miles que directa o indirectamente ha sido formadas o lo son actualmente de todas la edades y condiciones, en los principios apostólicos del Opus Dei, que no son otros que trata de conseguir la honradez y honestidad católicas en la vida de todos los días, los que en estos momentos de pesar recuerdan la persona bondadosa y entrañable de Don Javier Echevarría, rezando por su eterno descanso.

Fidel García Martínez, Licenciado en Ciencias Eclesiásticas, Doctor Filología Románica, Catedrático Lengua Literatura

.

Print Friendly, PDF & Email