barrio papa francisco
Iglesia en España

Monseñor Barrio expresa sus satisfacción por la visita ad Limina con el Papa Francisco

Monseñor Barrio expresa sus satisfacción por la visita ad Limina con el Papa Francisco

El arzobispo compostelano explica que en la reunión con el pontífice se habló de la situación de los jóvenes, de las familias y de las vocaciones

También se analizó la importancia del fenómeno jacobeo y la peregrinación a Santiago

El arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, mostró ayer su satisfacción por el encuentro mantenido con el Papa Francisco con motivo de la Visita Ad Limina de los obispos de la Provincia Eclesiástica de Santiago. Al término de la reunión, y de la que mantuvieron con el pontífice todos los prelados españoles, monseñor Barrio aseguró que poder hablar con el Santo Padre había sido “un acontecimiento gozoso” y que el Papa Francisco se había mostrado “muy cercano y afectuoso”. En el curso de la entrevista celebrada en el Vaticano, se habló sobre la situación de los jóvenes, de las familias y sobre las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, así como del papel de los laicos en la Iglesia. Monseñor Barrio indicó que fue muy “emocionante” escuchar al Papa “hablar sobre la situación de los jóvenes”, en referencia a lo manifestado por el pontífice a cerca de las dificultades de los jóvenes para acceder al mercado laboral. El arzobispo compostelano, además, indicó que se había analizado la importancia del fenómeno jacobeo y la peregrinación a Santiago, con especial referencia a su significado espiritual entre los jóvenes.

Los orígenes históricos de la Visita Ad Limina Apostolorum (nombre proveniente del latín que significa los umbrales de los Apóstoles, refiriéndose a los apóstoles San Pedro y San Pablo y a las basílicas donde descansan sus reliquias) datan del S. IV, aunque fue el Papa Sixto V en 1585 quien la institucionalizó y dispuso de modo más sistemático. En la actualidad, la Visita se define y precisa en los cánones 399 y 400 del Código de Derecho Canónico. Su significado es el de visibilizar la unidad y la comunión de los obispos, sucesores de los Apóstoles, con el sucesor de San Pedro y de las Iglesias locales con la Iglesia primada de Roma. De este modo, la Visita Ad Limina es una ocasión para la comunión eclesial, la colegialidad episcopal y la caridad fraterna entre los pastores y el Papa.

Mañana, martes, los obispos gallegos celebrarán la Eucaristía en la Basílica Vaticana, en el altar de la tumba de San Pedro, y el viernes, día 7, lo harán en la Basílica de San Pablo Extramuros, en la tumba del Apóstol San Pablo.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.