Especiales Ecclesia La iglesia frente a la pederastia Santa Sede

Monseñor Arrieta: El motu del Papa, decisiones serias y claras contra los abusos

Monseñor Arrieta: El motu del Papa, decisiones serias y claras contra los abusos

Este jueves, 9 de mayo, tuvo lugar en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, un “Meeting point” para la presentación de la carta apostólica en forma de motu proprio del Sumo Pontífice Francisco, Vos estis lux mundi, sobre los nuevos procedimientos para denunciar el acoso y la violencia, y asegurar que los obispos y los superiores religiosos sean responsables de sus acciones.

 

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano, Vatican News, 9 de mayo de 2019

“Esta Carta contiene las nuevas decisiones que ha tomado el Santo Padre para hacer que las informaciones relativas a temas de abusos o relacionadas con ellos, sean tratados con enorme seriedad y rapidez, y sean juzgados con claridad y transparencia”, lo dijo Mons. Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru, Secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, durante la presentación de la Carta Apostólica en forma Motu proprio del Sumo Pontífice Francisco “Vos estis lux mundi”. La presentación de este Documento Pontificio tuvo lugar este jueves, 9 de mayo, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede; también participó en la presentación  Mons. Charles Scicluna, Arzobispo de Malta, Secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Implementar sistemas estables y accesibles al público

“El documento contiene diversas novedades – explicó el Secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos – uno de ellos se da desde el punto de vista organizativo, en el que se obliga a todas las diócesis del mundo en el plazo de un año, a activar, un sitio (web, ndr) o una oficina para recoger informaciones de cualquier tipo en relación con estas materias; además – agregó el Prelado – la ley impone a todos los sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas la obligación de denunciar ante la autoridad eclesiástica si conocen hechos relativos a abusos cometidos por clérigos de la Iglesia. Asimismo, dijo Mons. Arrieta, la ley protege a quien ha denunciado, de tal manera que aquel que intentase hacer retorsión respecto a esas personas, caería en las denuncias que la propia ley establece”.

Protección de las víctimas y de los denunciantes

Mons. Juan Ignacio Arrieta explicando otra novedad de la Carta Apostólica del Papa Francisco dijo que, la ley también establece un procedimiento para el caso particular de los Obispos. “Este caso – de los Obispos, precisó el Secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos – pone la dificultad de que todos dependen del Papa, que es el Papa el que les tiene que juzgar porque pertenecen al Colegio Episcopal; no es como el caso de los sacerdotes que están en las diócesis y están vinculados a sus Obispos y se decide allá. En el caso de los Obispos, subrayó Mons. Arrieta, dependen de modo penal del Papa”. Este documento, concluyó el Prelado, busca asegurar las informaciones y sobre todo otorga al Obispo Metropolitano el deber de investigar a las personas denunciadas en su Diócesis, eventualmente con la ayuda de fieles laicos, quienes son parte de la Iglesia y tienen el derecho y el deber de ayudar colaborar a su Iglesia.

Escucha la entrevista a Mons. Juan Ignacio Arrieta

Mons. Scicluna: ningún “eclesiástico” está por encima de la ley

Durante la presentación también intervino Mons. Charles Scicluna, Arzobispo de Malta, quien señaló que entre las novedades de este Documento resalta que todo el proceso es indicativo, incluso en comparación con el pasado: “Podemos decir que han habido investigaciones, no es que empecemos ahora y no se ha hecho nada antes. Ahora tenemos una ley universal – señaló el Arzobispo de Malta refiriéndose al Motu proprio del Papa – que determina las etapas fundamentales para la investigación de un miembro eclesiástico, Obispo o Superior mayor, religioso o religiosa, dando la señal de que incluso el liderazgo está sujeto no sólo a la ley de Dios sino también a la ley canónica: debe responder por los crímenes que ha cometido. Así que no hay inmunidad […] hay una señal muy fuerte, nadie que tenga responsabilidad eclesiástica está por encima de la ley y en mi opinión – concluyó Mons. Scicluna – este procedimiento lo dice muy claramente”.

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.