Internacional

Monseñor Andino. Semana Santa en Honduras

Monseñor Andino. Semana Santa en Honduras

Mons. Darwin Andino es el Obispo de la Diócesis de Santa Rosa de Copán, Honduras. Comparte con Vatican News su experiencia de fe sobre la Semana Santa

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano, 18 de abril de 2019
Procesión (AFP or licensors)

La Diócesis de Santa Rosa de Copán fue fundada mediante la “Bula Papal” emitida por el pontífice Benedicto XV el 2 de febrero de 1916. La jurisdicción territorial es en los departamentos de Copán, Ocotepeque, Santa Bárbara, Lempira e Intibucá. Está conformada por 40 parroquias. Mons. Andino es Obispo de la Diócesis desde el 7 de noviembre de 2011.

Para Mons. Andino, la Semana Santa es un tiempo especial, pues la sociedad hondureña hace un alto y dedica su tiempo a recordar la Pasión y Muerte de Jesús.

Este tiempo comienza con el Domingo de Ramos. Cada parroquia organiza la bendición de los ramos fuera de los templos. Algunas recurren a la puesta en escena de la entrada de Jesús en Jerusalén, para poder vivir más visiblemente este momento. Lo importante es hacer presente el hecho de que Jesús baja a Jerusalén, consciente que es el viaje último y definitivo, en el que dará su vida por amor en remisión de nuestros pecados.

El segundo momento, es el Triduo Pascual. La Liturgia del Jueves Santo tiene dos momentos claros y definidos: primero, Jesús lava los pies de los discípulos y segundo, se instituye la eucaristía. Jesús retoma la tradición Pascual judía, pero la dota de nuevo significado. En la eucaristía celebramos la propia vida de Jesús, por eso es el culmen de la vida cristiana.

El lavatorio de los pies es un momento desconcertante de entrega, de servicio y de amor, en el que Jesús muestra hasta dónde debe llegar el amor, hasta hacerse servidor de los demás. Recuerdo, dijo Mons. Darwin, “una vez que celebré la misa con los presos. Uno me dijo: nunca nadie me había lavado los pies. Yo le dije: esto es porque Dios te ama”.

El viernes santo es un día en que toman mucho protagonismo los jóvenes. “En mi diócesis, los jóvenes preparan las alfombras. Lo hacen con mucha entrega, dinamismo y alegría. Todos participan”. Es un día para experimentar la fuerza redentora de Dios. Por eso las celebraciones son también momentos de catequesis, de aprendizaje, de devoción.

El sábado santo comienza con la vigilia, por la noche. “La gente acude mucho a las parroquias”, declaró el Obispo y añadió: “es un momento para darles una palabra que les ayude en su vida”. Se trata de salir fortalecidos para la vida diaria. Experimentar a Jesús en las celebraciones, en la Palabras, permite salir fortalecidos.

Palabras, permite salir fortalecidos.

Declaraciones de Mons. Andino

 

Declaraciones de Mons. Andino 2

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email