Internacional

Monjas budistas y católicas: “Construir puentes que unan diferentes caminos espirituales”

Monjas budistas y católicas: “Construir puentes que unan diferentes caminos espirituales”

Declaración final del Primer Diálogo Internacional

El Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso ha hecho público un comunicado en el que se recogen las principales conclusiones del Primer Diálogo Internacional Budista-Cristiano para Monjas, del movimiento Fo Guang Shan, celebrado en Kaohsiung, Taiwán, del 14 al 18 de octubre de 2018.

A continuación, ofrecemos el comunicado de la declaración final del encuentro.

***

Declaración final

  1. El Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso (PCDI), en colaboración con el monasterio budista Fo Guang Shan, la Asociación de las Superioras Mayores de Religiosas en Taiwán y el Dialogue Interreligieux Monastique / Diálogo Interreligioso Monástico (DIM · MID), han organizado el Primer Diálogo Budista-Cristiano para Monjas en Fo Guang Shan, Kaohsiung, Taiwán, del 14 al 18 de octubre de 2018. El tema de la conferencia fue “Acción contemplativa y contemplación activa: monjas budistas y cristianas en diálogo”.

Setenta monjas de Taiwán, Corea, Japón, India, Sri Lanka, Myanmar, Tailandia, Singapur, Hong Kong, Camboya, Filipinas, Brasil, Italia, Alemania, Noruega y Estados Unidos participaron en la conferencia. También hubo un representante del Consejo Mundial de Iglesias.

  1. El venerable Hsin Bao, abad mayor del monasterio de Fo Guang Shan, pronunció el discurso de bienvenida. Varios representantes presentaron sus saludos, y a continuación S.E. Mons. Miguel Ángel Ayuso Guixot, Secretario del PCDI, pronunció el discurso de apertura.
  1. El programa de la conferencia se centró en varias cuestiones relacionadas con el tema principal del diálogo, tales como: Origen, evolución y situación actual de la vida religiosa monástica femenina en el budismo y el cristianismo; Meditación budista y contemplación cristiana; El servicio a la humanidad; Las religiosas promueven el ‘Genio Femenino’.

Se dedicó mucho tiempo a las discusiones plenarias y en pequeños grupos, a la interacción individual, así como a la asistencia al canto budista y a la liturgia católica. El programa también incluyó visitas al Fo Guang Shan Tsung Lin College, al Museo de Buda y a la basílica de la Inmaculada Concepción de Wanchin

  1. Alentadas por el fructífero resultado de la conferencia, las participantes acordaron cuanto sigue:
  2. I) Reconocemos que el Primer Diálogo Internacional Budista-Cristiano para Monjas ha sido clave para fomentar el entendimiento mutuo y la amistad entre nosotras como religiosas para que podamos construir puentes que unan nuestros diferentes caminos espirituales.
  1. II) Reconocemos que si bien nos mantenemos firmes en nuestras respectivas convicciones más profundas, podemos aprender unas de otras cómo enriquecernos espiritual, cultural y socialmente, y así convertirnos en testigos humildes y creíbles para nuestros hermanos y hermanas.

III) Creemos que nuestro testimonio de una forma de vida que puede ser significativa y alegre a través del desapego del consumismo, el materialismo y el individualismo puede alentar a otros a caminar por la senda de la bondad.

  1. IV) Destacamos la importancia de ser contemplativas en medio de la acción que colaboran para mostrar ternura a los necesitados y llevar esperanza y sanidad a sus vidas.
  1. V) Creemos que el diálogo interreligioso es un camino que hombres y mujeres deben emprender juntos. Por lo tanto, alentamos a más y más mujeres religiosas a que contribuyan con su “genio femenino” a la realización de formas nuevas y creativas de diálogo interreligioso y de apertura en nuestras comunidades para que esta contribución sea recibida.
  1. VI) Subrayamos la necesidad de apoyar a los estudiantes, maestros y padres y otros estilos de vida para que sean embajadores de paz y armonía y para capacitarlos para que sean una voz en el mundo que invite a la humanidad a caminar por el sendero de la salvaguardia ecológica y la no violencia.

VII) Reconocemos que “el amor es nuestro lenguaje común” y que nos invita a ir más allá de nosotras mismos y abrazar al “otro” a pesar de las diferencias entre nosotros.

VIII) Nos sentimos más cerca las unas de las otras cuando unimos nuestros corazones y mentes mientras recorremos nuestros respectivos caminos espirituales y, por lo tanto, vemos la necesidad de continuar este itinerario común para el enriquecimiento mutuo y para el mejoramiento del mundo.

Las participantes expresan su gratitud a los organizadores por crear un ambiente agradable y por la cálida hospitalidad y amistad que caracterizaron este diálogo. También manifiestan su agradecimiento a las autoridades civiles, al monasterio budista Fo Guang Shan, a la Iglesia Católica local y a la Wenzao Ursuline University of Languages por su generoso apoyo para hacer que el Primer Diálogo Internacional Budista-Cristiano para Monjas haya sido un éxito.

(ZENIT – 24 oct. 2018).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email