congo
Internacional

Misiones Salesianas en la República del Congo

Misiones Salesianas en la República del Congo

Desde MISIONES SALESIANAS, pedimos a la comunidad internacional que se involucre para que la violencia no avance en la crisis de República del Congo

“Se presenta un futuro poco esperanzador”

República del Congo está atravesando momentos muy difíciles tras la crisis abierta por el actual presidente, Sassou Nguesso, al querer presentarse de nuevo a las elecciones presidenciales de 2016. “Se presenta un futuro poco esperanzador. Hay mucha tensión en el ambiente. Los opositores han llamado a la desobediencia civil e, incluso, que haya un boicot en las ciudades los martes y viernes de cada semana”, explica un misionero salesiano que trabaja en Pointe Noire y al que mantenemos en el anonimato por razones de seguridad.

La Iglesia en Congo ha intentado mediar en la crisis sin éxito alguno. De hecho, “las parroquias de muchas diócesis han sido intervenidas por la Policía y el Ejército. El pasado domingo 25 de octubre, por ejemplo, no se pudo celebrar la misa en algunas de las parroquias del país”, añade el salesiano.

Durante la crisis abierta que se vive en República del Congo han muerto varias personas y cientos han resultado heridas. Desde MISIONES SALESIANAS, queremos hacer un llamamiento urgente a la calma en ambos bandos y, sobre todo, pedir a la comunidad internacional que se involucre para que la violencia no vuelva a estallar en República del Congo. “Hay que hacer todo lo posible para salvaguardar la paz social y no ir a una escalada de violencia que llevará a un callejón sin salida”, explica Ana Muñoz, portavoz de la organización.

Denis Sassou Nguesso dirigió este país africano desde 1979 hasta 1992, cuando estalló la guerra civil. En 1997, volvió al poder tras finalizar la guerra. Ha sido reelegido en las elecciones de 2002 y en las de 2009. Según la Constitución del país, Sassou Nguesso ya no podría volver a presentarse, pero ha realizado un referéndum el pasado domingo para cambiar ese punto. El 92% de la población votó que sí, aunque la oposición cree que no hayan jugado limpio.

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.