Iglesia en España Internacional Nacional

Misiones Salesianas en el Día Mundial del Agua

Un pueblo, un pozo, una escuela

EN EL DÍA MUNDIAL DEL AGUA, MISIONES SALESIANAS INSISTE EN QUE EL ACCESO AL AGUA ES UN DERECHO FUNDAMENTAL

Misiones Salesianas en el Día Mundial del Agua

Dambé tiene 16 años. Vive en una pequeña aldea de Togo y la construcción de un pozo ha hecho que su vida cambie. Nunca había podido ir a la escuela porque su tarea era ir a por agua para que su familia pudiera lavarse, beber y hacer la comida. Pero ese pozo, le ha dado la oportunidad de ir al colegio y poder aprender a leer y a escribir. “Este es uno de los milagros del agua”, explica Ana Muñoz, portavoz de MISIONES SALESIANAS.

Más de 844 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso al agua potable y más de dos mil millones no tienen acceso a saneamientos adecuados. Esta situación lleva consigo consecuencias graves como enfermedades, malnutrición, falta de desarrollo en los menores… y que las mujeres y niñas de estos pueblos tengan que caminar horas para llevar agua a los hogares para lavarse, beber y cocinar. Todo esto hace que las niñas, como Dambé, no puedan ir a la escuela y que no tengan oportunidades de futuro.

Alrededor de 10.000 personas han podido acceder al agua y saneamientos adecuados en 10 países gracias a los proyectos que hemos llevado a cabo.

Esta realidad queda explicada en el documental ‘El Bien Silencioso’ de Patricia González Osorio en el que MISIONES SALESIANAS ha colaborado. Un proyecto que comenzó hace más de un año con la idea de acercar la realidad de los pueblos que no tienen acceso al agua. “En la película trato de contar el antes, el durante y el después de la construcción del pozo”, explica la directora Patricia González Osorio. El documental se estrena el próximo 21 de marzo en el Palacio de la Prensa de Madrid (Plaza de Callao, 4) a las 20:00 horas y la entrada es libre hasta completar el aforo.

En MISIONES SALESIANAS, trabajamos para que en todos los pueblos haya un pozo. El agua mejora la calidad de vida de los niños y niñas ya que el tiempo que destinan a ir a por agua a pozos a kilómetros de sus casas pueden destinarlo a su educación. Además, de mejorar la higiene y la alimentación de la población, un pozo es también un lugar de encuentro para las mujeres y una ayuda para que éstas se organicen y tengan voz en la toma decisiones de la comunidad.

Para MISIONES SALESIANAS, el lema es “un pueblo, un pozo, una escuela”. Porque el acceso al agua potable y a saneamientos adecuados es fundamental para el desarrollo de los pueblos y la mejora en la calidad de vida de la población.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.