Revista Ecclesia » Misión América financió en 2020 diecisiete proyectos pese a la covid-19
Misión América financió en 2020 diecisiete proyectos a pesar de la covid-19
Iglesia en España Última hora

Misión América financió en 2020 diecisiete proyectos pese a la covid-19

Pese a la situación de pandemia, Misión América participó el año pasado en la financiación de diecisiete proyectos de desarrollo promovidos por misioneros españoles, varios de ellos de emergencia y relacionados con la covid-19. La ONG que promueven los evangelizadores de la OCHSA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana), vinculada a la Comisión de Misiones de la CEE, ha seguido trabajando en todo este tiempo y pese a las dificultades por los más necesitados, en la promoción del respeto y defensa de su dignidad y derechos.

Presidida por Ana Álvarez de Lara, Misión América aprobó la memoria correspondiente al último ejercicio en la asamblea celebrada de manera telemática el pasado 29 de enero, con asistencia de 22 delegados. Entre los participantes, el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, y presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación de las Iglesias, Francisco Pérez, y el director nacional de las Obras Misionales Pontificias Españolas y director del secretariado de la Comisión, padre José María Calderón. Según se detalla en ella, el organismo misionero tuvo el pasado año unos ingresos de 194.991 euros, el 80% de ellos procedentes de subvenciones y donativos y el 20% de cuotas de afiliados.

La lucha contra la covid-19, en los proyectos financiados por Misión América

En Perú, uno de los países de América Latina con mayor presencia de sacerdotes de la OCHSA, fueron acometidas tres iniciativas. Una, en el vicariato de San José del Amazonas, donde se ejecutó en los meses de mayo y junio un proyecto por 20.000 euros para ayudar a la red sanitaria estatal —desbordada tanto en recursos humanos como materiales— en la lucha contra la covid-19. Gracias a la colaboración entre Cáritas Pamplona-Tudela, Misión América y el sacerdote misionero César Caro, se pudieron adquirir concentradores de oxígeno para los puestos de salud de Tamshiyacu e Islandia y otras zonas rurales de Napo. También se compraron instrumentos de diagnósticos, medicamentos, máquinas centrifugadoras para el trabajo de laboratorio en el hospital y equipos de protección de personas, mascarillas, guantes, mandiles, etc. para el personal sanitario del hospital y de la micro-red sanitaria de Napo.

Entre los 17 proyectos financiados por Misión América en 2020 está también el comedor popular infantil «Padre Javier Obón Molinos» de Ayacucho. Este centro, que lleva el nombre de su promotor, un sacerdote de la diócesis de Tortosa, recibió de la diócesis catalana a través de Misión América 9.685 euros. «Gracias a los donativos de personas sensibles con este proyecto, se atiende a los beneficiarios del comedor y se ofrece almuerzo completo a niños de edad escolar (de 6 a 16 años) y de manera excepcional, por la situación de la propagación del Covid-19, a otras familias y a los adultos mayores en condiciones de pobreza extrema de la zona más pobre de la ciudad de Ayacucho», explica la memoria.

Los niños que pasan por la instalación crecen en familias azotadas por el desempleo, la marginación y las secuelas del terrorismo, y ellos mismos son víctimas de desnutrición y agresiones físicas y psicológicas. Los fondos para la manutención de la instalación proceden de la delegación misional de Tortosa, siendo la ejecución del proyecto supervisada por el padre Jesús Chuchón, párroco de la parroquia de Santa Rosa de Lima.

Participantes en la asamblea de Misión América.

 

Presencia también en África

Argentina, México, Bolivia, Brasil, Honduras y Guatemala son otros países en los que Misión América también acometió proyectos el pasado año: de equipamiento médico, de formación de jóvenes en situación de riesgo o de exclusión, de educación, etc. La ONG, sin embargo, también está presente en África, donde en 2020 apoyó la labor misionera en Camerún, Mozambique y Malawi. En el primer país financió la construcción de un pozo de agua en Yaundé (8.000 euros, con la Fundación Siempre Adelante como contraparte local), y otorgó becas para el profesorado, construyó una central fotovoltaica y una sala de informática, y realizó talleres de cine-fórum de la mano de las Religiosas Pureza de María. En Mozambique, asimismo, hizo llegar 1.500 euros al padre Raúl Marcos para el apoyo escolar de niños y jóvenes en Cuamba. Y en Malawi construyó con las Misioneras de María Mediadora dos almacenes para guardar las cosechas.

Misión América ayuda a los misioneros y misioneras españoles —principalmente los que están en el continente latinoamericano— a buscar y conseguir subvenciones de instituciones civiles, estatales y privadas, para sus proyectos de promoción y desarrollo, además de canalizar las donativos que recibe según la voluntad del donante. La ONG, recuerda la memoria, «se inspira en la Doctrina Social de la Iglesia, fundamentalmente en la encíclica Populorum Progressio, promoviendo el principio de subsidiariedad para que cada beneficiario pueda convertirse en el protagonista de su propio desarrollo».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa