misa-crismal-murcia
Iglesia en España

Misa Crismal en la diócesis de Murcia

 

“Me siento muy orgulloso de este presbiterio de la Diócesis de Cartagena”, Mons. Lorca en la Misa Crismal

En la celebración se han bendecido el Santo Crisma y los óleos para ungir a los catecúmenos y enfermos

“Me pongo delante del Señor para darle gracias por el don del sacerdocio, precisamente en este día donde renovamos las promesas sacerdotales, se trata de la más bella manifestación de estrecha unión de los presbíteros con su obispo y, personalmente, me siento muy orgulloso de este presbiterio de la Diócesis de Cartagena”. Así comenzaba esta mañana su homilía el Obispo de Cartagena durante la celebración de la Misa Crismal, la magna celebración en la que se consagra el Santo Crisma y los óleos con los que se ungirá a los catecúmenos y enfermos y donde más de 250 presbíteros diocesanos han renovado sus promesas sacerdotales. En la celebración han participado además los seminaristas del Seminario Mayor de San Fulgencio, del Menor de San José y del Misionero Redemptoris Mater.

Mons. Lorca Planes ha hablado de las cualidades del sacerdote: integridad de vida y servicio incesante a los demás; humilde prontitud para aceptar los dones del Espíritu Santo y para dar generosamente a los demás los frutos del amor y de la paz, para darles la certeza de la fe; capaces de amar a la gente con un corazón nuevo, grande y puro; con entrega total, continua y fiel; celo apostólico; y la ternura, propia de una madre. “Ser sacerdote es algo que nos supera, que nos exige dar un salto a la realidad visible, sin alejarse de ella, para conectar más y mejor con el corazón de Dios, por medio de la oración y ser un puente de dos direcciones, no perder el contacto con los hermanos y mantenerlo con el Señor”. Ha recordado a los sacerdotes presentes la necesidad de permanecer fieles en la oración para así poder hacer la voluntad de Dios “con fidelidad” a la Iglesia.

Durante la homilía, el Sr. Obispo ha invitado a todos los presentes a ver el vídeo que la Delegación de Enseñanza ha realizado para dar a conocer la campaña de matriculación de la clase de Religión y en el que aparece Mons. Azagra, una “oportunidad de gozar con la última catequesis de D. Javier, la ternura”, ha explicado Mons. Lorca.

El Prelado ha dado las gracias a todos los que están participando de las diferentes actividades con motivo del Año de la Caridad y ha recordado que el 19 de abril tendrá lugar en Cartagena una celebración magna diocesana.

Al finalizar la homilía, los presbíteros han renovado junto al Sr. Obispo sus promesas sacerdotales. Durante la plegaria eucarística, Mons. Lorca ha bendecido el óleo de enfermos y al finalizar la oración de después de la comunión ha bendecido el óleo de los catecúmenos y ha consagrado el Santo Crisma, derramando aromas sobre el aceite. Con este Crisma serán ungidos los bautizados, confirmados y los ordenados para el ministerio sacerdotal; también se consagrarán con él los altares y las iglesias.

El Sr. Obispo ha recordado a los sacerdotes fallecidos durante el último año y ha saludado de manera especial a los ordenados este pasado curso y que hoy, por primera vez, se sumaban al presbiterio diocesano en la renovación de las promesas sacerdotales.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.