Internacional

México, la Iglesia y migración, violencia y corrupción

El Secretario General de la CEM (México) se reúne con los periodistas para dialogar sobre migración, violencia y corrupción

Este 3 de mayo, en las instalaciones de la Secretaría General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), monseñor Alfonso Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey y actual Secretario General de este órgano episcopal, sostuvo un desayuno con representantes de distintos medios de comunicación con la finalidad de tener un primer acercamiento y dialogar de manera “informal” sobre la postura de la Iglesia en torno a algunos temas de interés nacional.
Durante este encuentro, monseñor Miranda Guardiola dijo que, tras cuatro semanas como Secretario General de la CEM, cargo que aceptó “con temor y con temblor”, se siente entusiasmado y con todo el deseo de hacer una Iglesia más cercana a la gente, de manera particular a quienes sufren, a quienes se han visto más afectados por las condiciones sociales de nuestro país, a quienes han sido víctimas de grandes injusticias, como en el caso de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa, en el que la Iglesia de México ha sido particularmente sensible, acompañando a sus familiares, en defensa siempre de la dignidad de la persona. Asimismo, lamentó que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes se haya tenido que ir del país sin poder llegar a una conclusión en torno al caso de los 43 estudiantes desaparecidos, tarea que ahora debe continuar, ya sea por parte de expertos extranjeros o nacionales.

En cuanto al tema de la corrupción, externó que ya son varios los obispos que se han manifestado a favor de la Ley 3de3, iniciativa creada por asociaciones civiles para el combate contra este lastre social. “¿Quién puede estar de acuerdo con la corrupción? ¡Nadie! La palabra de la Iglesia siempre será a favor de la verdad y en contra de las injusticias”.

Aseveró que la Iglesia siempre estará en contra de éste y otros males sociales, como el de la violencia, lo cual ha expresado en diversas ocasiones de manera categórica, como lo hizo en la carta “¡¡Basta ya!!” –Mensaje de los Obispo de México–, en la que no sólo ha alzado la voz para pedir al gobierno el cese de la violencia, sino que ha dispuesto las estructuras eclesiales para la construcción de la paz”.

Al abordar el tema de los migrantes, dijo que la Iglesia debe estar en todo momento de su lado, acompañándolos en su camino; de lo contrario, sería una Iglesia muy fuera de lugar. “Si hoy la Iglesia no es migrante, no está cumpliendo con su deber… Hoy el mundo necesita amor, misericordia, escucha, consolación, acompañamiento, y por ahí va nuestra línea pastoral”.

Respecto a las declaraciones de odio contra México que ha venido haciendo Donald Trump, candidato a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano, el Secretario General de la CEM dijo que la Iglesia, y en general todos los mexicanos, tenemos que esperar y hacer lo que nos toque hacer en defensa de nuestro país, procurando siempre una relación de armonía con el país del norte, quede quien quede come Presidente”.

Mons. Miranda Guardiola también tocó el tema de las medidas propuestas en la ONU por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, en torno al tema de la portación y consumo de la marihuana. En este sentido, dijo que con el aumento a 28 gramos como portación máxima autorizada, existe el riesgo de que la persona se degrade, cosa que la Iglesia no puede permitir. “Sobre este tema habría más preguntas que respuestas. ¿Cómo se va a obtener la marihuana? ¿Quién la va a sembrar? ¿Cómo se va a comercializar? ¿En qué espacios se podrá consumir? ¿Qué medidas se tomarán para prevenir las adicciones? Ahora, al igual que hay alcohólicos por las calles, también habrá drogadictos, y la ciudadanía vivirá más riesgos. ¿Ya se previó todo esto, o sólo se está hablando de portación y consumo?”.

Toco también el tema de los recientes videos exhibidos en redes sociales, donde se muestran abusos cometidos por parte de elementos del Ejército y de las fuerzas de seguridad, calificados como casos de tortura. “Nos unimos a la indignación por estos lamentables hechos –externó–; a nivel de iglesia, tenemos la Pastoral Castrense, una pastoral que busca brindar atención y orientar a los cuerpos del Ejército y policiales; se les celebra Misa y se les brinda atención sacramental. Una labor similar a la que se lleva a cabo con los presos en la Pastoral Penitenciaria. Ahí están trabajando los sacerdotes”.

Finalmente, refirió que luego de la Visita Apostólica que el Papa Francisco hizo a nuestro país, se llevó a cabo la 101 Asamblea Plenaria de la CEM, donde se hizo una evaluación de tan importante acontecimiento y se acordó el inicio de un proyecto nacional pastoral, en el que ya se está trabajando, a partir de una revisión exhaustiva de los mensajes que el Santo Padre dirigió al pueblo de México; “se trata de un proyecto pastoral con miras al año 2031, justo cuando se cumplen los 500 años del Acontecimiento Guadalupano. Tenemos mucho entusiasmo con este proyecto, un proyecto de renovación, de misericordia, de incidencia nacional”.

Fuente:  Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email