Internacional

México: Indignación del Obispo de Tehuantepec por hechos de violencia contra tres religiosas ancianas

México: Indignación del Obispo de Tehuantepec por hechos de violencia contra tres religiosas ancianas

Monseñor Óscar Armando Campos Contreras, obispo de Tehuantepec, Oaxaca asegura que la gente vive atemorizada ante la violencia que se sufre en la región, y advierte que, de no atenderse, se generará un rencor que puede desembocar en la venganza.
El pasado 30 de junio, mediante un comunicado dado a conocer a la opinión pública, monseñor Óscar Armando Campos Contreras, obispo de Tehuantepec, Oaxaca, y sacerdotes de la diócesis a su cargo, manifestaron su indignación ante un acto de violencia perpetrado contra tres ancianas religiosas, de las Misioneras Apostólicas del Sagrado Corazón, quienes, pese a su avanzada edad, fueron amarradas y amordazadas la noche del 29 de junio en la población de Palomares. Esta agresión se suma al robo con violencia y a mano armada que sufrió hace nueve meses el párroco de esa misma comunidad, quien además de haber sido golpeado, también fue amarrado y amordazado”.

Sobre estos lamentables sucesos, monseñor Campos Contreras comentó que gracias a Dios las religiosas no sufrieron daños mayores en su integridad física. “En la actualidad se registran cada vez más actos de violencia contra religiosos y religiosas, debido a que hay un creciente deterioro de la cultura, de los valores comunitarios y del sentido de humanidad, un deterioro que va más allá de la cuestión personal, que permea la institución de la familia y socaba los valores de tipo religioso”.

El Obispo señaló que ya se presentó la denuncia de hechos ante las autoridades correspondientes, y el subprocurador dijo que se iban a llevar a cabo inmediatamente las indagatorias. “Ahora esperemos que no pase como con el asalto que sufrió el párroco de esa comunidad hace nueve meses, que se quedó en la sola denuncia”.

“Y bueno –agregó el obispo de Tehuantepec–, nosotros como sacerdotes podemos levantar la voz, tenemos manera de expresarnos, y en nuestras palabras hay cierta resonancia; pero la mayor parte de la gente vive atemorizada, sin saber qué hacer, lo cual genera una sensación de inseguridad e impotencia, y posteriormente un rencor social que da pie a actitudes de venganza, las cuales pueden llevarnos a vivir la “ley de la selva”.

Finalmente, monseñor Campos Contreras envió un mensaje para todo el pueblo de México: “Debemos hacer un análisis sobre lo que hemos descuidado a nivel personal, a nivel familia y a nivel social; debemos ver en los fenómenos de la violencia y la inseguridad una epidemia grave que hay que atacar dejando de echarle la culpa a los demás y responsabilizándonos cada uno de lo que nos toca. Nosotros los sacerdotes tenemos que ocuparnos de llevar a cabo una evangelización más a fondo, así como cada sector social debe asumir la parte que le toca; de lo contrario, las soluciones se quedarán en simples paliativos; nunca habrá ni suficientes cárceles ni suficientes policías. Como católicos, tenemos que ver con ojos de fe y esperanza, aún en medio de las dificultades”.

Fuente: Servicio Informativo de la Arquidiócesis de México

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.