Revista Ecclesia » Mensaje del Padre Angel en el Día de los Abuelos
padre-angel-abuelos
Iglesia en España

Mensaje del Padre Angel en el Día de los Abuelos

Mensaje del Padre Angel en el Día de los Abuelos

Desde hace diez y seis años la Asociación Edad Dorada, esa parte de esta gran familia de la ONG Mensajeros de la Paz que trabaja en la atención, mejora de la calidad de vida e integración social de las personas mayores, convoca la celebración del Día de los Abuelos el próximo domingo 26 de Julio.

El 26 de Julio, el santoral recuerda las figuras de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen, y por tanto, abuelos del Niño Jesús. Por eso pensamos que esa era la fecha ideal para dedicar un día, al menos un día al año, a la figura de los abuelos.  Un día para darles las gracias por tanto, para decirles: Abuelo te quiero!, Abuela, qué guapa eres!.Un día también para recordar a todos la importancia de los abuelos en la familia y en la sociedad.

En las últimas décadas los abuelos se han convertido en algo fundamental en nuestras vidas, sobre todo en lo que respecta a la crianza y educación de los hijos. Sin los abuelos, muchos hogares en España y en todo el mundo, sencillamente, no podrían funcionar. Los abuelos dan a la familia, estabilidad, sabiduría consejos, y echan una mano, y a veces las dos.

Además, en estos años difíciles, los abuelos están demostrando un apoyo especial, el económico. A pesar de los pocos ingresos de los mayores y de las pensiones pequeñas, tantas veces insuficientes, hoy muchas familias en España pueden llegar a fin de mes, pagar hipotecas, permitirse que los jóvenes puedan seguir estudiando. Y esto lo hacen renunciando a pequeños caprichos, aportando sus “ahorrillos” de toda una larga vida de trabajo, o quitándose el pan de la boca si hace falta. En estos tiempos de crisis, los abuelos están dando el “Do de pecho” por sus familias. A veces pienso que esta solidaridad intergeneracional está evitando no sólo muchos disgustos, sino algún estallido social.

Y todo eso lo hacen de forma incondicional y voluntaria, sin tener en cuenta horarios, ni festivos. Siempre con amor y cariño.

Pero algunas personas mayores en nuestra sociedad sufren la soledad, el olvido, especialmente cuando las fuerzas o las capacidades se les van agotando. Y eso no puede ser. Hay que solucionarlo. Por eso el Día de los Abuelos puede ser un buen inicio para cambiar las cosas. Un cambio en el que todos tenemos un papel.

Entre todos podemos hacer del 26 de julio la fiesta del agradecimiento: Un día en el que los abuelos vuelvan a sentirse protagonistas, importantes, y queridos.

No vale la excusa de la distancia o el trabajo, especialmente este año que el Día de los Abuelos cae en sábado. Hoy, en cada bolsillo hay un teléfono. Sólo una llamada puede ser suficiente, aunque puestos a pedir, sería incluso mejor compartir con ellos una merienda, o una comida, o un paseo por un sitio bonito.

Debemos ser conscientes de lo que queremos y necesitamos a los abuelos, y de lo que ellos nos quieren y necesitan.

 ¡Feliz Día de los Abuelos!

Padre Angel García

Presidente y Fundador de la Asociación Mensajeros de la Paz



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa