Diócesis Iglesia en España

Memoria del ministerio episcopal durante casi siete años de monseñor Rafael Palmero en Orihuela-Alicante

Con fecha 26 de noviembre de 2005, fue nombrado por el Santo Padre Benedicto XVI Obispo de Orihuela-Alicante, tomando posesión de la sede el día 21 de enero de 2006. Desde entonces su vinculación, implicación e ilusión han llevado a Monseñor Rafael Palmero a desarrollar una incesante labor en una tierra que le ha dado mucho y a la que ha aportado mucho más si cabe.

 

Durante sus más de 6 años y medio en Orihuela-Alicante son muchas las iniciativas, proyectos, eventos y planes pastorales que ha motivado viviendo auténticos hitos en esta Diócesis. Las inauguraciones del nuevo Obispado en Alicante o del Museo Diocesano de Arte Sacro siguiendo la estela de su predecesor, Monseñor Victorio Oliver, han sido algunos de los momentos más significativos sin olvidar la apertura de las cinco Capillas de Adoración Perpetua, una por vicaría, la puesta en marcha de las Medallas Pro Ecclesia Diocesana, el Primer Congreso Diocesano de Laicos o la reapertura de la Casita de Reposo en Elche y la puesta en marcha de la revista de estudios teológicos Facies Domini.

 

INAUGURACIONES Y REAPERTURAS DESTACADAS

 

En marzo de 2007 se inauguraban las nuevas instalaciones del Obispado en Alicante atendiendo así a las necesidades de los trabajadores de la Curia Diocesana. Se perpetuaba así un proyecto ya iniciado con anterioridad por Monseñor Victorio Oliver. En la misma línea llegaba 4 años después, en febrero de 2011, otro momento clave, la apertura del Museo Diocesano de Arte Sacro, un proyecto museístico de primer nivel en un adaptado y reformado Palacio Episcopal de Orihuela. A día de un hoy, uno de los mejores museos de arte sacro de España con instalaciones y obras de arte muy valoradas.

 

Pero sin duda, uno de los grandes proyectos de D. Rafael ha sido el fomento de la adoración eucarística y la oración. Fruto de ello, Orihuela-Alicante se convierte en marzo de 2012 en la Diócesis con más Capillas de Adoración Perpetua de España. Se trata de una iniciativa llevada a cabo con mucha ilusión, entusiasmo y tesón por Monseñor Palmero, que, convencido de la fuerza de la oración, ha querido extender esta iniciativa a todos los rincones de la Diócesis. Elche, Alicante, Benidorm, Elda y Orihuela cuentan a día de hoy con su respectiva Capilla de Adoración Perpetua haciéndose realidad su intención de abrir una en cada Vicaría. En ellas, cientos de voluntarios convencidos permiten que siempre haya espacios abiertos, dedicados a la oración y a la espiritualidad, en nuestro ámbito diocesano. Una importante iniciativa que ha tenido un gran calado y aceptación.

 

En el ámbito de la cultura y la preservación del patrimonio histórico, es importante reseñar que, en este tiempo, se ha reorganizado y abierto al público el Archivo Diocesano, en el restaurado Palacio Episcopal de Orihuela, acercando así a la ciudadanía documentos y obras centenarias y garantizando más que nunca su mantenimiento, cuidado y protección. En esta línea se inauguraba también en enero de 2010 la sección de Alicante del Archivo Histórico Diocesano, un espacio dedicado a la investigación, a la consulta y a la preservación de este rico legado.

 

Y entre las reaperturas más valoradas en este tiempo destaca, en octubre de 2009, la de la Casita de Reposo en Elche, un centro de atención a menores en situación de exclusión social de gran tradición y trayectoria en la zona por su relevante labor social. Los ancianos también se han tenido muy en cuenta, con la puesta en marcha de la nueva Residencia Virgen del Remedio en Alicante. Ofreciendo así unas nuevas instalaciones adaptadas a la normativa actual de Sanidad, que garantizan el mejor cuidado a nuestros mayores.

 

GRANDES HITOS DIOCESANOS

 

El V Centenario de la Catedral de Orihuela ha sido uno de los eventos más relevantes en la Diócesis durante este tiempo. Para ello se llevó a cabo, del 13 de mayo de 2010 al mismo día de 2011, un gran calendario de actividades en un marco en el que, desde la Santa Sede, se había concedido un Año Jubilar con motivo de la elevación, 500 años atrás, al rango de catedral de la antigua Colegiata del Salvador.

 

Por otra parte, y atendiendo a la petición de Monseñor Rafael Palmero en 2011, el Papa Benedicto XVI ha concedido recientemente la indulgencia plenaria a todos los que peregrinen al Monasterio de la Santa Faz, otro punto de culto, creencia y tradición muy arraigado en esta Diócesis. En este sentido ha promovido también otros hitos relevantes como la representación del Misteri d´Elx, Patrimonio de la Humanidad, en Roma o la visita de las reliquias de San Roque o San Juan de Ávila. También durante su pontificado tuvo lugar en la sede del obispado de Alicante la celebración de las Jornadas Nacionales de Liturgia organizadas por la Conferencia Episcopal Española.

 

Además, los laicos han jugado un papel muy importante para Monseñor Palmero, que se ha ocupado de que dispongan de la atención necesaria para realizar la evangelización y el trabajo pastoral en medio de la sociedad. En este sentido, se han puesto en marcha diversas iniciativas. La creación de las Medallas Pro Ecclesia Diocesana, en noviembre de 2009. Con ellas se busca reconocer anualmente el servicio pastoral que algunas personas han prestado y prestan a la sociedad y a la Iglesia Diocesana de Orihuela-Alicante. Sacristanes, catequistas, miembros de movimientos, delegaciones e instituciones o personas comprometidas con la Iglesia Diocesana, han recogido durante estos tres años su alentadora y agradecida distinción. También es importante reseñar el Primer Congreso de Laicos, celebrado en noviembre de 2010 con el lema “En el corazón del mundo”, con el que se pretendió impulsar la presencia en la vida pública del laicado.

 

También los jóvenes han sido protagonistas con la llegada de la cruz de la Jornada Mundial de la Juventud a la Diócesis. Hito para el cual se llevó a cabo un auténtico despliegue donde, alentadas por el Obispo, todas las vicarías, con sus respectivos sacerdotes, delegados y diocesanos, hicieron las veces de verdaderos anfitriones movidos por la fe y la alegría de la presencia del Santo Padre en España.

 

INTERÉS POR PROMOVER LA PASTORAL VOCACIONAL

 

Muy implicado con la promoción de la dimensión vocacional en Orihuela-Alicante, Monseñor Palmero ha propiciado, apoyado y motivado la apertura, durante estos años, de los procesos de canonización tanto de la joven Rebeca Rocamora como de la madre María Isabel del Amor Misericordioso, fundadora del Carmelo de Orito. Además de abrir, “de par en par”, las puertas de su Diócesis a nuevos movimientos y congregaciones, como es el caso de las hermanas y los hermanos del Arca de María, procedentes de Brasil y Portugal, asentados en Elche, Benidorm y Alicante.

 

GRAN IMPLICACIÓN SOCIAL

 

Y, especialmente preocupado por la situación de grave crisis económica actual en el país, Monseñor Palmero ha apelado a la solidaridad e implicación de sus sacerdotes y diocesanos pidiéndoles, hasta en dos ocasiones y en el marco del Día del Clero, que entregaran a Cáritas su paga extra de verano.

 

También ha sido significativa su apuesta por la Pastoral de la Calle protagonizando él mismo visitas nocturnas, principalmente en Navidad, a los puntos más pobres de Alicante.

 

PINCELADAS DE UNA VIDA DE ENTREGA

 

Rafael Palmero Ramos nació en Morales del Rey, provincia de Zamora y Diócesis de Astorga, el 27 de julio de 1936. Hijo de una familia sencilla y siendo el segundo de seis hermanos llevó a cabo sus primeros estudios en su pueblo natal, con otros 114 muchachos, bajo la dirección de D. Domingo Vicente, maestro nacional. Llamado al sacerdocio cursa Humanidades, Filosofía y dos años de Teología en el Seminario Conciliar de Astorga. De ahí marcha directamente a Roma donde pasa a ser alumno del colegio Español de San José y completa sus estudios eclesiásticos en la Pontificia Universidad Gregoriana donde se doctora en Sagrada Teología. Obtiene también la licenciatura de Ciencias Sociales y la diplomatura en Sociología Pastoral.

 

Su ordenación como sacerdote llega el 13 de septiembre de 1959 en Astorga desempeñando diversas funciones en su Seminario Mayor, desde 1961 hasta 1965. Allí concilia su actividad docente con la labor de Vicedelegado (1962-1963) y Delegado Episcopal de Cáritas Diocesana (1963-1968).

 

Más tarde, Don Marcelo González Martín, Arzobispo de Barcelona, lo llama a la Ciudad Condal y le vincula a su Secretaría Particular (1968-1972). Allí, forma también parte del Consejo Diocesano de Caritas de la Ciudad Condal, como Subdirector del Departamento de Comunicación Cristiana de Bienes (1968-1972), y preside el Patronato Diocesano de la Obra Benéfico-Social del Niño Dios (1969-1972).

 

Con Don Marcelo marcha a Toledo en enero de 1972. El tres de octubre del mismo año se incorpora al Claustro de Profesores del Estudio Teológico San Ildefonso, para explicar Teología de la Acción Pastoral (1972-1996), Doctrina del Vaticano II y Catequesis del Papa (1972-1974).

 

El 14 de diciembre de 1972 es nombrado Vicario General del Arzobispado de Toledo, y en diciembre de 1974 Arcediano de la Santa Iglesia Catedral.

 

El 24 noviembre 1987 fue nombrado Auxiliar de Toledo y Titular de Pedena. Recibió la ordenación episcopal en la Catedral Primada el 24 de enero de 1988.

 

El 9 de enero de 1996 el Santo Padre le nombró Obispo de Palencia, tomando posesión de la Sede palentina el 17 de febrero de ese mismo año. En la Diócesis de Palencia, D. Rafael llevó a buen puerto numerosos proyectos (Casa de la Iglesia, acondicionamiento del Museo Diocesano, restauración de la Catedral, reforma del Seminario Mayor y del Obispado, refuerzo e impulso a diversas delegaciones diocesanas de pastoral, peregrinaciones con jóvenes o reformas de la Residencia de “San Bernabé y San Antolín”, del Patronato Diocesano, entre otras..)

 

Con fecha 26 de noviembre de 2005 fue nombrado por el Santo Padre Benedicto XVI Obispo de Orihuela-Alicante, tomando posesión de la sede el día 21 de enero de 2006.

 

En la Conferencia Episcopal, ha formado parte de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, de Enseñanza y Catequesis, de Doctrina de la Fe, de Relaciones Interconfesionales y actualmente es miembro de la Comisión de Pastoral. En ella es responsable del Departamento de Pastoral de la Salud. Es también miembro del Consejo de Economía de la Conferencia Episcopal Española.

 

Desde el 5 de Enero de 2011 es además consultor del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud en Roma.

 

Don Rafael ha publicado numerosos libros y artículos sobre temas de índole espiritual,  teológica, social y pastoral.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email