Iglesia en España Última hora

Memoria de Actividades: La Iglesia dedica más de 45 millones de horas en acompañar y asistir a quien más lo necesita

«Nuestra Iglesia es mesa en la que todos pueden sentarse. Es una misión de anuncio y de hechos. Un signo pero también un instrumento». Con estas palabras y haciendo visible el «id y haced», ha inaugurado la presentación de la Memoria de Actividades de la Iglesia, el secretario general de la CEE, Luis Argüello, obispo auxiliar de Valladolid. En una rueda de prensa retransmitida en directo por COPE y Trece, Argüello ha expresado que las cifras muestran «que Ia Iglesia ha estado ahí y va a seguir estando». Así lo reflejan los más de 45 millones de horas que son las que dedican sacerdotes, voluntarios y seglares al año en la actividad pastoral». Una actividad en la que destaca el papel de los sacerdotes, «que entregan más de 30 millones de horas anuales, tanto en las grandes ciudades, como en la España olvidada». Junto con los sacerdotes, «más de 100.00 catequistas, laicos, religiosos, voluntarios, miembros de asociaciones y otros grupos que colaboran en esta labor y que ofrecen lo mejor de sí mismos y acompañan a todo aquel que acude a la Iglesia».

La directora de la Oficina de Transparencia, Ester Martín, ha explicado que los datos corresponden al ejercicio de 2018, y que «rinden cuentas de lo que la Iglesia hizo durante todo ese año, y de lo que sigue haciendo, también en las circunstancias actuales que nos toca vivir».

Dedicación y entrega

La Iglesia se adapta en cada momento a las necesidades de nuestra sociedad «y la memoria refleja la dedicación y la entrega de más de 17.000 sacerdotes, 9.100 monjas y monjes, 38.600 religiosos y religiosas y 4.785 comunidades religiosas» que acompañaron a la sociedad en los momentos más importantes de la vida. «Más de 600.000 personas recibieron alguno de los sacramentos por primera vez, además de las confesiones y comuniones habituales», ya que cada semana acuden a misa 8,3 millones de personas en las 9,5 millones de celebraciones que tiene lugar cada semana.

El patrimonio

La Iglesia pone a disposición de la sociedad todo lo que tiene y que ha recibido de los fieles durante veinte siglos. «Mantiene y abre cada día más 3.000 bienes inmuebles de interés cultural, que reflejan nuestras raíces y nuestra historia, y que suponen un valor social y económico enorme. Cada año, la existencia de estos bienes suponen más de 23.000 millones de aportación al PIB». A ello se añaden más de 600 santuarios junto a 409 celebraciones y fiestas religiosas declaradas de interés turístico, que congregan a millones de personas cada año y reportan una grandísima riqueza inmaterial y también económica para la cultura de nuestro país.

Los misioneros

La labor de la Iglesia también se realiza más allá de nuestras fronteras. Miles de personas lo han dejado todo a cambio de extender el anuncio de la Iglesia a los cinco continentes. «Son los 11.000 misioneros españoles, religiosos, religiosas, sacerdotes, laicos, y familias al completo que han hecho de esta misión su vida entera». En la memoria se incluye el mapa «de la generosidad de tantos que han renunciado a cualquier comodidad o bienestar por ofrecer un testimonio de fe y de esperanza. Es una de las labores más apreciadas de la Iglesia, que constituyen una verdadera “marca España”».

La formación

Junto a la catequesis y a la clase de religión, más de 3.330.000 alumnos eligen esta asignatura, se ubica el importante papel que la Iglesia desarrolla en el ámbito educativo. «Más de 2.580 centros donde se forman más de 1,5 millones de alumnos cada año, que dan trabajo a 130.000 personas e impulsan una educación de calidad, que demandan cada vez más padres y a la que la administración destina muchos menos recursos que a la educación de titularidad pública, concretamente y según datos del ministerio, 3.531 millones menos, que son sufragados gracias a los centros, al esfuerzo de las instituciones religiosas que son titulares y a la colaboración fundamental de los padres, que quieren ejercer su derecho constitucional de libertad de enseñanza».

«La iglesia anuncia, celebra, testimonia y sirve»

La Iglesia está con los jóvenes, pero también con el que sufre y requiere un mensaje de esperanza y acompañamiento en los momentos finales de su vida. En total, se acompaña cada mes a 176.276 personas en sus casas y hospitales y han sido más de 134.000 las personas inmigrantes que han recibido algún tipo de ayuda. Más de 4 millones de personas han sido acompañadas en alguno de los 9.000 centros de la Iglesia, y de ellos la mitad, más de 2 millones que han pasado por momentos difíciles o se encuentran en riesgo de exclusión, han sido atendidas en sus necesidades más básicas en alguno de los 6000 centros.

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email