Revista Ecclesia » Melilla: Misa a las 7 de la mañana para cumplir con las normas sanitarias
Iglesia en España Última hora

Melilla: Misa a las 7 de la mañana para cumplir con las normas sanitarias

Para poder cumplir con la nueva norma de la Consejería de Salud Pública, que establece el cierre de todas las iglesias de la ciudad de Melilla los domingos desde las 08,00 hasta las 00,00 horas, la vicaría episcopal de Melilla ha adelantado la Misa del domingo a las 07,00 horas.

Esta decisión se ha adoptado después de que la vicaría dirigiera un escrito al presidente de Melilla, Eduardo de Castro, en el que expresaba su malestar con los cierres de iglesias en domingo porque «como autoridad competente delegada, tiene la potestad de limitar mediante la fijación de aforo los lugares de culto tanto en celebraciones como encuentros religiosos, pero no tiene en absoluto capacidad legislativa para dictar normas que puedan afectar al ejercicio del derecho a la libertad religiosa, condicionando el mismo mediante horario de cierre».

Derecho a la libertad religiosa

En la carta enviada al presidente melillense, el vicario ha advertido que «el ejercicio de un derecho fundamental como es el de la libertad religiosa, contemplado en el artículo 16 de la Constitución Española, nunca puede ser menoscabado haciendo caso omiso de toda cobertura legal» y, por ello, le ha solicitado una vez más que reconsidere el «cierre» de las iglesias los domingos las próximas cuatro semanas porque «contra todo procedimiento y sin añadir un ápice a la lucha contra la pandemia sólo conseguirá menoscabar de modo esencial la libertad religiosa de los fieles cristianos».

Este cierre que pretende evitar la celebración del principal acto semanal de los católicos, y la medida también se ha tomado los viernes en las mezquitas musulmanas y los sábados con las sinagogas judías durante un mínimo de un mes.

Respeto de las medidas

La vicaría ha asegurado a Europa Press «que en la misa de este domingo se ha respetado el aforo máximo del 25 por ciento en la Iglesia del Sagrado Corazón, limitando la entrada a 32 personas, se ha facilitado gel hidroalcohólico, se ha cumplido el uso obligatorio de mascarilla y una distancia de seguridad de dos metros». No obstante, han adelantado cuatro horas el inicio la misa, respetando a sí mismo el toque de queda, y a las 08,00 el propio Eduardo Resa, tras dar por finalizada la misa e invitar a abandonar el templo, ha cerrado las puertas de la iglesia principal de la ciudad española del norte de África.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa