Revista Ecclesia » Masacre en Bagdad tras el aplazamiento de las elecciones y en vísperas del anuncio del programa del viaje del Papa
Internacional Última hora

Masacre en Bagdad tras el aplazamiento de las elecciones y en vísperas del anuncio del programa del viaje del Papa

Masacre islamista en Bagdad, con decenas de muertos —la agencia de noticias estatal habla de por lo menos 28— y numerosos heridos, por ahora 73. Dos terroristas suicidas se han hecho estallar esta mañana, 21 de enero, en un mercado del centro de la capital. Se trata del primer gran atentado de este tipo cometido en la capital desde junio de 2019, y se produce horas después de que la Santa Sede instara a los periodistas que habitualmente acompañan al Papa en sus desplazamientos internacionales a acreditarse antes del día 25 de este mes. La visita apostólica de Francisco a la tierra de Abraham, ahora más en el aire que nunca, debería transcurrir entre los días 5-8 de marzo. De hecho, hoy estaba previsto que se diera a conocer el programa oficial de la misma.

El país debía celebrar elecciones legislativas en junio, pero el gobierno del primer ministro Al Kadhimi (chiíta) decidió el martes 19 de enero, por unanimidad, aplazarlas hasta el 10 de octubre, a fin de que la Comisión Electoral tenga más tiempo para organizar unos comicios «integrales, justos y equitativos».

El atentado ha sido cometido en un popular mercado de ropa usada situado al aire libre en la plaza de Al Tayarán, el mismo escenario en el que hace tres años fue cometida otra masacre (31 muertos) con el mismo modus operandi: un primer terrorista detonando su cinturón de explosivos entre los puestos y, posteriormente, tras la llegada de los servicios de emergencia, la inmolación de un segundo. El balance de víctimas es todavía provisional y es muy probable que se incremente en las próximas horas, dada la gravedad de muchos de los heridos. Las fuerzas de seguridad atribuyen la acción criminal al Estado Islámico, aunque a esta hora no ha sido oficialmente reivindicado.

El viaje a Irak está resultando tremendamente complicado. En primer lugar por la inseguridad reinante todavía sobre el terreno. Pese a que el Estado Islámico, que en 2014 se hizo con el control de un tercio del país, fue oficialmente derrotado tras la caída de Mosul, muchos de sus efectivos siguen activos, camuflados entre la población, constituyendo células durmientes. Y en segundo, también, por la logística: la falta de infraestructuras adecuadas y la situación de Covid, que exige que las personas que acompañen al Santo Padre vayan como él vacunadas.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa