Revista Ecclesia » Más de 200 personas rezan en la playa de Cádiz por los migrantes fallecidos frente a la costa de Barbate
Vigilia_Cadiz
Destacada Iglesia en España Última hora

Más de 200 personas rezan en la playa de Cádiz por los migrantes fallecidos frente a la costa de Barbate

Más de 200 personas rezan en la playa de Cádiz por los migrantes fallecidos frente a la costa de Barbate. En el centro, una alfombra con libros del Corán y de la Biblia, veinticinco velas y veinticinco claveles blancos en memoria de los fallecidos en uno de los más graves dramas humanos de la inmigración ocurridos en las costas del litoral gaditano, concretamente a treinta millas de la costa de Barbate.

El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, aseguró en la tarde del 21 de octubre que «ante estas muerte sentimos un profundo dolor y, al mismo tiempo, una gran impotencia, rebeldía interior y una gran preocupación».

Una vez más sentimos vergüenza

El prelado destacó que «se nos llena el corazón con cada rescate, ante tantas muertes y no nos acostumbramos por frecuente que sean. Una vez más sentimos vergüenza cuando padecemos estos gravísimos dramas de la inmigración que ocurren en nuestro litoral gaditano, tan cerca de nosotros».

Zornoza denunció esta situación insostenible e instó a los Gobiernos de todas las naciones para que acaben con esta situación. «Elevamos nuestra mirada y el corazón a Dios, pidiendo su ayuda y buscando respuestas. Con nuestra presencia en esta vigilia de oración denunciamos la muerte de estas personas inocentes y las causas que las originan. Oramos aquí hoy por nosotros, por el mundo y por los Gobiernos de las naciones de todos los países afectados en estos graves sucesos, generados por una inmigración que vive una situación desesperada. Para que se aborden las políticas y los medios necesarios para evitar que se repitan estas tragedias».

El obispo estuvo acompañado por los padres Scalabrinianos, Livio Pegoraro, coordinador del Secretariado Diocesano de Migraciones en el Campo de Gibraltar y Ceuta, y Sante Zanetti párroco de Nuestra Señora del Carmen de Algeciras; el párroco de San Paulino de Barbate, José María Quintana; y el representante de la comunidad musulmana de Jerez de la Frontera, Ibrahim.

Un manifiesto de denuncia

Posteriormente, Carlos Carvajal, agente de la Pastoral de Migraciones, leyó un manifiesto en el que se denunciaron las continuas muertes de migrantes en el mar. «Siguen las muertes y sigue la ‘globalización de la indiferencia’. Año tras otro, desde la impotencia y la rebeldía interior, se nos sigue helando el corazón con cada rescate o desaparición de un inmigrante fallecido. Sucede todos los años. Unas veces en esta orilla y otras en la de enfrente. Los cadáveres ya forman parte de este paisaje. A veces, nos toca enterrar a los muertos con la mayor dignidad posible. Otras veces, el mar se los traga y sólo el cielo y las estrellas acompañan a estos muertos».

A través de cantos y momentos de silencio y oración se quiso hacer llegar hasta la otra orilla el sentimiento de dolor, de solidaridad y afecto, al tiempo que el deseo de que este paso fronterizo en las aguas que separan las dos orillas dejen de ser espacios de dolor, sufrimiento, dramas y muertes, y se conviertan en lugares de encuentro, amistad e intercambio entre los pueblos de los dos continentes.

Así, tras la lectura del Salmo 22, El Señor es mi pastor, y el Evangelio Mateo 5: 1-16, vino el momento de la oración del Padre nuestro y el Al-Fatiha musulmán. A continuación, migrantes acogidos en el Centro Tartessos de Cádiz y la Fundación Prolibertas de Algeciras, al son del Aleluya, protagonizaron el acto simbólico, lanzando los veinticinco claveles blancos al mar, en señal de duelo por los fallecidos.

La vigilia finalizó con la oración a la Virgen María que el papa Francisco rezó en la tragedia de Lampedusa, y una oración por los difuntos.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa