jornada-diocesana-juventud-merida-badajoz
Iglesia en España

Más de 1.500 jóvenes participaron en la Jornada Diocesana de la Juventud en Mérida-Badajoz

Más de 1.500 jóvenes participaron en la Jornada Diocesana de la Juventud en Mérida-Badajoz

Talleres, espacios sensoriales, música…de todo hubo en la Jornada Diocesana de la Juventud, la tercera edición organizada en Mérida-Badajoz, en esta ocasión en la localidad de Almendralejo el pasado 21 de marzo. Comenzó la jornada con la Eucaristía en la parroquia de la Purificación, que fue presidida por Monseñor Santiago García Aracil, y concelebrada por el Arzobispo coadjutor y medio centenar de sacerdotes. Entre otras cosas, monseñor Santiago García Aracil les preguntó a los chicos por qué habían ido. ¿Qué hacéis aquí cuando hay tanta gente que ve en la fe fanatismo o un impedimento para vivir en libertad? les dijo. Los animó a buscar a Dios, que es amor y misericordia, el que nos da la felicidad verdadera que brota de dentro y llamó a los jóvenes a acercarse a Dios, que siempre nos acoge como el padre acogió al hijo pródigo que narra el Evangelio, y a anunciárselo a sus compañeros.
Tras la misa los jóvenes se dirigieron andando al Palacio del Vino, haciendo una parada en el parque de la Piedad, donde les ofrecieron un desayuno. Mientras tanto se llevó a cabo una recepción oficial en el Ayuntamiento en la que el Alcalde, José García Lobato, le entregó a don Santiago una reproducción del disco de Teodosio, que fuera encontrado en Almendralejo. El Arzobispo por su parte entregó al Alcalde una placa conmemorativa como agradecimiento a la acogida y junto al Arzobispo coadjutor, firmaron en el libro de honor.

Talleres, espacios sensoriales y mesas redondas
En el Palacio del Vino los jóvenes participaron en talleres organizados por una docena de ONG que operan en Extremadura en distintos ámbitos, desde la cárcel hasta realizando apoyo al tercer mundo o en acciones sociales en el ámbito extremeño. Las ONG también montaron espacios sensoriales y dos mesas redondas en las que explicaron su actividad y su razón de ser.
Tras la comida, los jóvenes de la Pastoral Juvenil de Ciudad Real representaron el musical “No tengas miedo”, a cuyo término se entregó la cruz que preside estas jornadas a los jóvenes de Zafra, que serán los encargados de organizar la JDJ de 2016.
El Delegado Episcopal para la Pastoral Juvenil, Antonio Jesús Marín Romo, destacaba que “dentro de las actividades de la Pastoral de Juventud, esta es la más llamativa, la que más gente convoca, en la que más realidades están presentes, más parroquias, más movimientos… Lo que se pretende es dinamizar la Pastoral de Juventud dentro de nuestra Diócesis, que los jóvenes la tengan como referente, como grupo en el que estar, en el que formarse, que se sientan parte de la Iglesia y que puedan disfrutar de lo que la Iglesia les ofrece”.

Juan José Montes

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.