museo Mártires de Barbastro
Iglesia en España Última hora

Mártires de Barbastro: «Profetas del amor y la esperanza»

«Testigos de la fe y del Evangelio, mártires de Barbastro, gloria de la congregación y de la Iglesia, anuncio del Señor resucitado, profetas del amor y la esperanza, mártires Claretianos. Cantando a Cristo Rey ganáis la altura, nostalgia nos dejáis en vuestro vuelo». Así conmemoran los claretianos cada 13 de agosto a los mártires de Barbastro, que fueron beatificados por san Juan Pablo II en 1992. Murieron, en palabras del Pontífice, «por ser discípulos de Cristo, por no querer renegar de su fe y de sus votos religiosos».

El día 20 de julio un grupo de milicianos asaltaba el seminario de Misioneros Claretianos, que estaba formado por 9 sacerdotes, 12 hermanos coadjutores y 39 seminaristas próximos a ordenarse de sacerdotes. Todos ellos fueron encarcelados. Separados los jóvenes seminaristas de sus superiores, que fueron los primeros en padecer el martirio, todos, de menos de 25 años fueron encerrados en el colegio de los Escolapios. Allí se prepararon al martirio en un ambiente de oración, «profundo sentido comunitario y aceptación gozosa del don del martirio y de perdón de sus asesinos», que fusilaron a todos ellos del 2 al 14 de agosto de 1936.

 

Entereza espiritual

«Es todo un Seminario el que afronta con generosidad y valentía su ofrenda martirial al Señor», expresó san Juan Pablo II en la homilía de beatificación. La entereza espiritual y moral de esos jóvenes nos ha llegado a través de testigos oculares y también por sus escritos. «Todos ellos nos permiten afirmar que estos Claretianos murieron por ser discípulos de Cristo, por no querer renegar de su fe y de sus votos religiosos. Por eso, con su sangre derramada nos animan a todos a vivir y morir por la Palabra de Dios que hemos sido llamados a anunciar».

Sus restos se conservan en el museo que se levantó donde estuvo el seminario, y fue inaugurado en 1992. Al lado, bajo la iglesia del Corazón de María, se conservan los restos de los mártires de Barbastro. Esta iglesia, construida en 1888, es la primera iglesia de española dedicada al Corazón de María.
En el museo hay breves escritos en papel de chocolate, un taburete, un pequeño trocito de madera, el ingenio de los mártires dejó constancia de sus sentimientos. También, se conserva la escalera por donde bajaron los seminaristas el día de su detención de camino a ser fusilados.

Los Beatos Mártires de Barbastro se llamaban: Felipe de Jesús Munárriz, Juan Díaz Nosti y Leoncio Pérez (los tres 3 superiores del Seminario). El 12 de agosto fueron martirizados: Sebastián Calvo, Pedro Cunill, José Pavón, Nicasio Sierra, Wenceslao Claris, Gregorio Chirivás, Secundino Ortega, Juan Echarri, Javier Luis Bandrés, Pedro García, José Brengaret, Hilario Llorente, Manuel Buil, Alfonso Miquel, Antolín María Calvo, Ramón Novich, Tomás Capdevila, José María Ormo, Esteban Casadevall, Salvador Pigen, Eusebio Codina, Teodoro Ruiz de Larrinaga, Juan Codinachs, Juan Sánchez, Antonio Dalmau, Manuel Torras, Luis Masferrer, Francisco Castán, José María Amorós, Luis Escalé, José María Badía, José Figuero, Juan Baixeras, Ramón Illa, José María Blasco, Eduardo Ripoll, Luis Lladó, Francisco Roura, Miguel Massip, José María Ros, Manuel Martínez Jarauta, Alfonso Sorribes, Faustino Pérez, Agustín Viela, Sebastián Riera, Rafael Briega Morales, Jaime Falgarona y Atanasio Vidaurreta.

Print Friendly, PDF & Email