Revista Ecclesia » Martínez-Almeida a propósito de la Fratelli tutti: «Es posible otra forma de hacer política»
Destacada Iglesia en España Última hora

Martínez-Almeida a propósito de la Fratelli tutti: «Es posible otra forma de hacer política»

«Si no logramos recuperar la pasión compartida por una comunidad de pertenencia y de solidaridad, a la cual destinar tiempo, esfuerzo y bienes, la ilusión global que nos engaña se caerá y dejará a muchos a merced de la náusea y el vacío».  Con estas palabras del Papa Francisco,  la fundación Pablo VI junto con la delegación de jóvenes de la archidiócesis de Madrid y la pastoral universitaria,  han arropado esta mañana un coloquio sobre la encíclica Fratelli tutti con José Luis Martínez-Almeida, alcalde de la capital española.

Durante una hora, Martínez-Almeida ha respondido a las preguntas de cómo poner en práctica algunas de las ideas concretas que expone el Papa Francisco en su texto sobre la fraternidad universal, formuladas por nuestro colaborador de ECCLESIA, Fernando Bonete, doctor en Comunicación Social y profesor en la Universidad CEU San Pablo; por la directora del Instituto Newman de la Universidad Francisco de Vitoria, Rocío Solis; y de algunos de los alumnos que han asistido al evento.

«¿Es posible construir una política que nos permita salir de los círculos ideológicos para ayudar a los demás?»

A la pregunta de Bonete, el alcalde de Madrid referenció de forma directa los puntos en los que el Papa Francisco exhorta a los fieles a arrojar una mirada integral hacia el otro. A este respecto, Martínez-Almeida se ha expresado con contundencia: «Nos debemos preocupar no solo de los más cercanos. El Papa nos pide una mayor cercanía pero no solo con los que profesamos la fe y nos consideramos católicos sino que tenemos que atender a todas las personas porque cada una es única e irrepetible. Eso lo tenemos que tener siempre presente».

Acto seguido, José Luis Martínez-Almeida ha hablado sobre cómo para el conjunto de la ciudadanía, según el CIS, los políticos son uno de los principales problemas de los españoles. «Tenemos que reflexionar sobre este sentimiento. Hay que seguir intentando abrir canales y seguir trabajando en aquello que nos une».

En este punto, el alcalde del Partido Popular ha querido aprovechar para hablar sobre lo que a su juicio es uno de los grandes hitos de la actual legislatura en el ayuntamiento: los Acuerdos de la Villa. Para Martínez-Almeida, la aprobación de 352 medidas para hacer frente a la pandemia y lograr el consenso y apoyo de todos los grupos municipales es un signo relevante de que otra política es posible. «A pesar de nuestras diferencias y de estar en algunos aspectos a distancias siderales, trabajamos día y noche  durante un mes entero y nos pusimos de acuerdo. Supimos estar a la altura de las responsabilidades y sacrificios que le habíamos pedido a la ciudadanía y que ellos nos pedían». En este punto, no se ha querido olvidar de la intervención de Rita Maestre, ofreciendo su apoyo al alcalde y su equipo de gobierno durante lo peor de la crisis sanitaria.

Sobre la libertad tanto en la vida como en la política

Uno de los conceptos que han estado sobrevolando la reciente campaña electoral ha sido el de la libertad. Rocío Solis, en este aspecto, le ha preguntado al alcalde de Madrid sobre lo que dice el Papa Francisco a propósito de la libertad y lo complicado que es exigirla cuando lo que se demanda es un techo, comida o una educación. «El Papa hace una reflexión muy importante aquí –ha dicho Martínez-Almeida–. Cada vez hay más desigualdad y tenemos que hacerle frente. Para mí, la libertad se tiene que conjugar con la necesidad de equilibrar la igualdad de oportunidades para que las personas puedan culminar los sueños que tengan en la vida. No todos somos enteramente libres para tomar las decisiones en nuestra vida si nos falta lo esencial». Respecto a la libertad en política, el popular considera que  «es poder actuar acorde a mis principios y convicciones». «Es  tomar decisiones sin buscar el rédito personal y tomar decisiones aún sabiendo que te van a perjudicar personal o electoralmente pero que son buenas para la mayoría. No gobiernas para los que te han votado sino para todos. Cuando asumes eso, cuando tomas una decisión complicada, nunca dejas de ponderar todos los intereses y sobre todo, tienes presente a las personas que merecen ser atendidas».

«¿Cómo se traslada el amor del que habla el Papa Francisco a la política?» 

A esta pregunta, formulada tanto por uno de los moderadores del coloquio como por una de las alumnas presentes en el acto, el alcalde de Madrid a vuelto a reiterar la importancia de atender a las «políticas que beneficien a todos» y cree que los jóvenes tienen mucho que decir en este aspecto. «Los jóvenes deberían estar a la vanguardia de la sociedad. Vosotros deberíais marcar las tendencias necesarias. Desde el amor podríais hacer muchas cosas que vayan en esta dirección. Podéis dar ejemplo al resto de la sociedad en este aspecto», ha dicho al tiempo que ponía como contrapunto a todos aquellos que festejaron públicamente, sin respeto de las medidas de seguridad, el fin del Estado de Alarma en las principales ciudades de España, entre ellas Madrid.

También, una de las cuestiones que ha querido abordar Martínez-Almeida ha sido el de la fraternidad y el hermanamiento. Recordando el Evangelio del domingo pasado, ha querido insistir en que el Papa Francisco no solamente se refiere a los cristianos cuando habla de hermandad, sino «que todos tenemos que reconocernos como personas que viven en una sociedad que nos vincula individualmente». El protagonista de la jornada no ha querido cerrar este bloque de preguntas sin advertir de los riesgos del individualismo.

Sobre los migrantes en Madrid

Otro de los temas abordados a la luz de Fratelli tutti ha sido el de la migración. «Medio millón de las 3.300.000 personas que viven en Madrid, vienen de fuera. Aquí no tenemos un problema de integración. Los migrantes han venido a ayudar, construir y colaborar. Tenemos que seguir generando políticas de acogida, sobre todo a aquellos que llegan en una situación de máxima vulnerabilidad», ha dicho el alcalde a este respecto.

Preguntado por las acusaciones de una suerte de «narcisismo localista» que puede adolecer la capital española, Martínez-Almeida cree que «Madrid no es de nadie. Es de todos los que vivimos en esta ciudad. La acogida es excepcional y es lo que me encuentro cada vez que salgo por la calle y hablo con gente que viene fuera y dentro de nuestras fronteras. Desde el punto de vista política defendemos una forma no identitaria», ha remarcado.

Sobre la mejor política

En uno de los últimos apartados del coloquio, Martínez-Almeida ha remarcado la forma en la que su fe le ha ayudado en su actividad profesional: «Ser un católico practicante me ayuda a ser mejor persona y mejor político».

Por otro lado, ha dado especial importancia a recuperar la idea de pueblo desprovista de las connotaciones ideológicas que tiene a día de hoy: «El pueblo lo conformamos todos. Cuando se trata de hablar de conceptos genéricos en categorías ideológicas, negamos la diferencia y excluimos a todo aquel que piensa distinto».

Por último, para Martínez-Almeida la importancia de llegar a acuerdos, de ser capaz de renunciar para entenderse con el otro, de crear pactos de gobiernos, reconocer la valía del contrincante y de sobrevolar la ola informativa diaria tiene como meta, para el buen político, ser capaz de dejar leyes y proyectos que ayuden a las personas y que tengan la ambición de «trascender el ciclo electoral».

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa