Internacional

Mario Borzaga y Paul ThojXyooj, dos mártires de Laos

 Dos mártires de Laos: un misionero y un catequista camino de los altares

Durante una audiencia privada con el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el Papa Francisco aprobaba los pasos dados en las causas de doce potenciales santos, dos de ellos mártires en Laos en 1960, a manos de los revolucionarios comunistas.

En esta audiencia, el 5 de mayo, fue en la que el Papa aprobó formalmente la canonización del misionero franciscano Junípero Serra, que tiene como fecha el próximo 23 de septiembre. Los dos mártires de Laos son los siervos de Dios Mario Borzaga y Paul ThojXyooj, que fueron asesinados por odio a la fe en abril de 1960.

Nacido en Italia en 1932, el padre Borzaga entró a formar parte de la congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada a la edad de 20, y fue ordenado sacerdote a los 25. En 1957 fue enviado como uno de los primeros misioneros italianos a la misión oblata de Laos, donde el Pathet Lao, los revolucionarios comunistas respaldados por Vietnam del Norte, habían comenzado, cuatro años antes, una guerra civil.

El padre Borzaga pasó el primer año de su vida misionera estudiando la lengua laosiana. Su diario, «Para ser un hombre feliz», describe las dificultades de la misión, que se veían agravadas por el Pathet Lao.

En 1958 estuvo visitando a la comunidad cristiana de la aldea de Kiucatiàm, de etnia hmong, reuniéndose con familias y cuidando a los enfermos. En 1960 los hmong de PhaXoua le pidieron también que visitara su aldea.

El 25 de abril partió en un viaje a pie de tres días a través de las montañas para llegar a esta aldea, donde iba a pasar dos semanas. Se le unió el joven catequista Paul ThojXyooj. Los dos desaparecieron, después de estar un día cuidado a los enfermos y nunca más se les volvió a ver, a pesar de las búsquedas emprendidas. Los testimonios recogidos desde su desaparición confirman que los dos fueron asesinados por el Pathet Lao.

En 1975 el Pathet Lao derrotó a las fuerzas realistas en 1975, y Laos ha sido, desde entonces, un estado comunista. Los misioneros extranjeros fueron expulsados o huyeron ese mismo año y, en la actualidad, menos del dos por ciento de los laosianos son cristianos.

Foto: Mario Borzaga

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.