Iglesia en España Última hora

María José Tuñón: «El Papa habla en la encíclica desde su corazón afectado por este mundo herido»

Esta tarde la nueva directora de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, María José Tuñón, particpó en un encuentro organizado por el ITVR sobre la Fratelli Tutti y destacó que «el Papa nos habla desde su corazón como Padre afectado por este mundo herido en el que el clamor de los pobres ya no puede esperar ya. Es un eje transversal importantísimo». Para la esclava del Sagrado Corazón, la cercanía de la encíclica le lleva a a pensar: «El Papa me viene a decir, a mí, desde su corazón y desde un mundo herido que ya no puede más, me dice ‘¡Eh, no te despistes, despierta! Todos vamos en la misma barca». Además, subrayó que Francisco invita a todas las personas «a desempolvar el “nosotros”». Por esta razón, concluyó que la fraternidad se va a realizar si nos hacemos cargo del dolor y no pasamos de largo» y atendiendo a la petición del Papa para que «nos impliquemos y compliquemos en nuestra propia realidad»

Este encuentro, moderado por el director de Publicaciones Claretianas, Fernando Prado, reunió también al director del ITVR, Antonio Bellella; a la superiora general de las Hermanas de María Reparadora, Aurora Torres, miembro del consejo de la Unión Internacional de Superioras Generales; y al franciscano conventual Luis Esteban Larra, teólogo y periodista. Aurora Torres indicó que Fratelli Tutti es una encíclica profética, «que invita a volver a lo esencial, a vivir con esperanza, a tener el mismo sueño, el sueño de la hermandad, la amistad social». «El Papa nos invita a gestar un mundo abierto», indicó. Además, subrayó que aborda muchos temas y que en definitiva invita a «recuperar la amabilidad y poder ser personas que nos convirtamos en estrellas en medio de la oscuridad».

Por su parte, Luis Esteban Larra recordó que «es un texto dirigido a los políticos, que tienen que gestar y gestionar esta nueva humanidad» y que también se dirige a todos, destacando así dos palabras: profética y poética. «Que Francisco pida que en la política haya espacio para la ternura, con la que está cayendo, es maravilloso». Además, para el franciscano es necesario destacar la mirada global que lanza al mundo, una «invitación a la esperanza y a corregir el rumbo». «Hay que hacer un examen de conciencia al final del día y reconocer que hemos errado la dirección, y cambiar un poco de chip. Los religiosos, y también los que tienen más responsabilidad», explicó. Por último, recordando el momento de crisis que vivimos, afirmó que «necesitamos esa voz alta y clara del Papa, que ofrece soluciones a los problemas de la Humanidad, no solo pone el dedo en la llaga». «La clave del texto es que el Papa hace un diagnóstico, y ofrece un “tratamiento”.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME