Revista Ecclesia » María Iraburu, nueva rectora de la Universidad de Navarra
Última hora

María Iraburu, nueva rectora de la Universidad de Navarra

El gran canciller, Fernando Ocáriz, ha nombrado a la profesora María Iraburu Elizalde nueva rectora de la Universidad de Navarra, en sustitución de Alfonso Sánchez-Tabernero, que lo era desde septiembre de 2012. La toma de posesión está prevista en enero de 2022. La profesora Iraburu es la novena académica en ocupar este cargo en los casi setenta años de historia de la Universidad de Navarra.

Más sobre María Iraburu

María Iraburu (Pamplona, 1964) era vicerrectora de Profesorado desde 2012. Ha sido miembro de las juntas de las facultades de Medicina y Ciencias, y en 2005 se incorporó al Rectorado como vicerrectora de Alumnos. Durante el curso 2018-19 realizó el Programa de Alta Dirección de Empresas (PADE) del IESE de la Universidad de Navarra. En 2020 entró a formar parte del Board of Trustees de la Catholic University of America.

Bióloga por la Universidad de Navarra, defendió su tesis doctoral en el departamento de Bioquímica y Biología Molecular en 1992 y entre los años 1993 y 1996 realizó una estancia post-doctoral en el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York. En 1996 se incorporó a la Universidad. Desde entonces, ha compatibilizado su carrera investigadora con la docencia y el gobierno universitario. Ha sido investigadora principal de 7 proyectos de investigación y ha dirigido 8 tesis doctorales. Profesora titular de Bioquímica y Biología Molecular, ha impartido docencia en las facultades de Medicina y Ciencias. Actualmente imparte las asignaturas de Structural and Functional Biochemistry y Biosíntesis de Macromoléculas y su regulación, en el Grado en Bioquímica.

Agradecimiento al rector saliente

En sus primeras palabras, María Iraburu ha reconocido la tarea del anterior rector, «pienso que me hago portavoz de todos al expresarle nuestro agradecimiento por su liderazgo en tiempos tan complejos. Sus años como rector, en los que no nos han faltado las dificultades, son una base sólida sobre la que afrontar el futuro con esperanza».

También se ha dirigido a los profesores, estudiantes, profesionales y antiguos alumnos mostrando su confianza «por la calidad profesional y humana de cuantos forman parte de la Universidad. Cada uno aporta su talento, su visión, su compromiso con el trabajo bien hecho. Todos somos necesarios para que esta aventura continúe, para que surja lo nuevo y lo inesperado, para que la Universidad de Navarra nos siga sorprendiendo con el paso de los años».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa

Últimas entradas