Revista Ecclesia » Marcelo Sorondo: El Papa Francisco quiere que la Iglesia salga de la comodidad
MONSEÑOR SORONDO

Marcelo Sorondo: El Papa Francisco quiere que la Iglesia salga de la comodidad

Marcelo Sorondo: El Papa Francisco quiere que la Iglesia salga de la comodidad

El Canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, ha asegurado que “lo que quiere el Papa es que la Iglesia se implique y salga a la calle”. “Al tiempo que también salga de la mundanidad, la instalación, la comodidad y el clericalismo”, ha añadido este obispo argentino, que ha participado en el marco de los cursos de verano que la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” celebra en el Seminario Monte Corbán de Santander.

El prelado ha afirmado que “hoy se vive un humanismo financiero que suicida a la humanidad, hay un gran culto al dinero, que excluye a los ancianos y los jóvenes. El Papa quiere cambiar esto”, ha expresado.

Asimismo, ha declarado que el Santo Padre quiere que “se viva a fondo el Evangelio”. “El Evangelio vivido a fondo es siempre un poco escándalo”, Monseñor Sánchez Sorondo ha señalado que el Papa con tantos signos “ha cambiado la forma de ser Obispo de Roma” y muchos de sus gestos han causado “escándalo positivo”. Algo que el propio Santo Padre dijo recientemente en la Jornada Mundial de la Juventud en Río, cuando animó a los jóvenes a que “hagan lío, que hagan escándalo”, ha declarado.

Al respecto, el prelado ha subrayado que “está, ante todo, el escándalo de Cristo mismo, que es el Hijo de Dios hecho hombre, que también de por sí es un escándalo”.

En este sentido, el Canciller de la Pontificia Academia ha recordado que el Papa quiere que “demos testimonio del Evangelio, algo que parece nuevo, pero se trata de volver al Evangelio ‘sin glosa’ (sin comentarios), como decía San Francisco”.

Igualmente, Monseñor Sánchez Sorondo ha manifestado durante su ponencia que el mensaje del Papa Francisco es “leer las Bienaventuranzas y practicar Mateo, 25”, en referencia al pasaje del Evangelio en el que Cristo señala cómo juzgará a los hombres: “Lo que hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

De esta forma, el obispo bonaerense se ha referido a que más que una “nueva doctrina, es una nueva práctica”. Así, ha citado al filósofo y teólogo Søren Kierkegaard “cuando dice que es fácil explicar qué es la esencia del cristianismo, de lo que podemos entender en el umbral de los misterios, lo que es difícil es practicarlo, porque se trata de hacer la caridad al prójimo -‘amar al prójimo como a uno mismo’-, y ya es difícil amarse uno mismo; amar al prójimo también es difícil. Esa es la novedad”.

Asimismo, Monseñor Sánchez Sorondo ha animado a “vivir la caridad profundamente” y a “ponerlo en práctica con signos evidentes, como también el signo de la pobreza funcional para el bien del prójimo y la obediencia a Dios”.

En su opinión, se trata de un “problema de ejercicio”. En este sentido, ha matizado que “no en vano el Papa es hijo de San Ignacio, que inventó los ejercicios”. “Lo que nos está faltando es el ejercicio espiritual. La teoría la sabemos, pero el ejercicio hay que ponerlo en práctica”, ha añadido.

Es una información de Antonio Díaz Tortajada

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa