Firmas

Manuel Aparici y las JMJ

«Manuel Aparici (1902-1964) –escribe la Delegación para la Religiosidad Popular de la Diócesis de Zamora. España, cuyo Delegado declara su interés en Aparici [1]– es uno de esos gigantes de la Iglesia española en los difíciles años de la primera mitad del siglo XX. Él pone en marcha e impulsa las Juventudes de Acción Católica, primero como presidente seglar (1934-1941), luego como sacerdote y consiliario nacional (1950-1959) hasta que su larga y penosa enfermedad se lo impida.

De su fecundidad quedan muchas huellas (la revista ECCLESIA, los Cursillos de Cristiandad…), pero seguramente su “obra magna” fuera aquella peregrinación de jóvenes a Santiago del año 1948. Sus dos grandes consignas, la santidad (“pedir a los jóvenes santidad y hasta santidad heroica”) y el ideal peregrinante, se combinan en esta gran concentración: “Cien mil jóvenes santos a Santiago” será el lema. Sólo los chicos fueron 70.000, venidos de toda España, Hispanoamérica, Europa…,; las chicas llegaron unos días más tarde. Con ellos,  multitud de obispos y sacerdotes. Es el relanzamiento de las peregrinaciones jacobeas, y un antecedente ilustre de la visita de Juan Pablo II a Santiago e incluso de las JMJ.

»¿Tienen actualidad los ideales de Aparici? Basta asomarse al Camino para sospechar que sí».

 

Por su E-Mail de fecha 20 de Junio de 2011 me decía: «La base ideológica de Aparici me parece ideal para el trabajo que desarrollamos en esta Delegación, que tienen grandes paralelismos con sus orientaciones. […]. Igualmente se le debiera reconocer su labor en la recuperación de las peregrinaciones jacobeas».

«[…] Con su muerte, el 28 de Agosto de 1964 tras nueve años de inmisericorde dolencia que lo tuvo recluido, inmóvil entre acerbos dolores, pero con fe acrecida y con su sonrisa característica en su relación con el prójimo, con su muerte, decimos, pareció olvidarse la Españaperegrinante y Vanguardia de Cristiandad por él impulsada. Pero veinticinco años después, el 19 de Agosto de 1989 [con ocasión de la IV JornadaMundial de la Juventud; peregrinación convocada y presidida por Juan Pablo II para impetrar y recibir de cara al “Tercer Milenio empuje apostólico para la recristianización de Europa y de sus respectivos países], una nueva y populosa peregrinación de jóvenes a Santiago de Compostela, de jóvenes de todo el mundo, por cientos de miles, multiplicando las decenas de miles de la de 1948, hasta entonces la mayor peregrinación llegada a Santiago, tan sobrepasada luego por la de 1989. Sobrepasada y presidida por el mismo Vicario de Cristo,  el  Papa  felizmente  reinante,   Juan Pablo II. ¡Qué respuesta a la sed de Manuel Aparici …!» [2].

 

Precisamente en dicho mes se cumplían los veinticinco años de la muerte de Manuel Aparici y de la magna Peregrinación a Santiago en 1948, alma de la misma. Aunque tal vez no lo fuese, no pudo haber mejor acto conmemorativo de aniversario del “Adelantado y Capitán de Peregrinos”.

 

«Cierto es que también existe y crece otra juventud, por ventura y gracia de Dios. El Cardenal Rouco acaba de explicar bellamente, en una Tercera de ABC, que una riada juvenil nació en aquella Jornada con Juan Pablo II en Santiago de Compostela, hace ya cerca de veinte años; y nunca la olvidaremos quienes tuvimos la fortuna de vivirla. Resucitó entonces un hecho admirable: la gran peregrinación juvenil a la tumba del Apóstol que inventó un extraordinario líder de juventudes llamado Manolo Aparici […]» [3].

 

«[…] Con Juan Pablo II –dijo el señor Cardenal en la Homilía en la Eucaristía de apertura de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud 17 de Agosto de 2011– se inicia un periodo histórico nuevo, ¡inédito! en la relación del Sucesor de Pedro con la juventud […].

»Sí, los jóvenes de las Jornadas Mundiales de la Juventud han sido desde Santiago de Compostela y para siempre peregrinos de la Iglesia […].

»En su llamada dirigida a vosotros, jóvenes del avanzado comienzo del Tercer Milenio, resuenan con nuevos y sugestivos acentos la misma solicitud paternal y el mismo amor que movió al Beato Juan Pablo II a instituir las Jornadas Mundiales dela Juventud[…].

»Juan Pablo II concebía las Jornadas Mundiales de la Juventud como un valiosísimo instrumento de la nueva evangelización. También, nuestro Santo Padre Benedicto XVI».

 

 

 

Carlos Peinó Agrelo

Peregrino. Cursillista. Notario Adjunto Tribunal Eclesiástico (Archidiócesis de Madrid, España) Causa de Canonización del Siervo de Dios Manuel Aparici, que murió santamente dando Cursillos de Cristiandad. Colaborador en la redacción de la Positio super virtutibus del Siervo de Dios, Vice Postulador de la Causa, etc.



[1]  Religiosidadpopularzamora.blogspot.com/ y su E-Mail de fecha 20 de Junio de 2011.

[2] Manuel Vigil, testigo. Su escrito de fecha 15 de Julio de 1994.

[3]  Carlos Robles Piquer en Alfa y Omega, Semanario Católico de Información, de fecha  25 de Septiembre de 2008, p. 29, que editala Fundación San Agustín, Arzobispado de Madrid, España.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email