Revista Ecclesia » Manos Unidas presenta campaña contra el hambre 2013
manos-unidas
Iglesia en España

Manos Unidas presenta campaña contra el hambre 2013

Manos Unidas presentó el martes 5 de febrero, en la sede de los Servicios centrales de la organización, la campaña anual que lleva por lema “No hay justicia sin igualdad”, Durante los próximos doce la asociación de la Iglesia Católica hará hincapié en denunciar las muchas injusticias que enfrentan las mujeres en su camino hacia la igualdad.

La campaña, que está basada en el tercero de los Objetivos de Desarrollo del milenio: “Promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer”, apela a colaboración en la defensa efectiva del desarrollo integral de todas las personas.

“Nuestra crisis no puede esconder otras crisis que tiene que ver con la extrema pobreza”

En el encuentro con los medios de comunicación, Soledad Suárez, Presidenta de Manos Unidas, se ha referido a los recortes en la Ayuda Oficial al Desarrollo (ADO) que, con la excusa de la crisis se están llevando a cabo en los últimos años, como algo “sinceramente vergonzoso”.

“Señores políticos, las necesidades más allá de nuestras fronteras no solamente existen en periodos de bonanza y lo que aquí es necesidad, en mucho países puede significar supervivencia”, explicó tras dar conocer los resultados económicos provisionales del año 2012.

 

Además, la presidenta de Manos Unidas apeló a la solidaridad de los españoles: “Es importante para nosotros transmitir el mensaje de que nuestra crisis no puede esconder otras crisis que tienen mucho que ver con la extrema pobreza, que la gente no deje de colaborar con una organización para dárselo a otra”.

 

En cuanto a la campaña “No hay Justicia sin Igualdad” Suárez explicó que durante los próximos doce meses Manos Unidas va a dedicar su trabajo a dar a conocer las circunstancias a las que se enfrentan millones de mujeres y niñas en el mundo y a denunciar “el círculo infernal” en el que se encuentran esas mujeres incapaces de modificar las estructuras injustas “que aúnan tradición, cultura y falta de acción de gobiernos e instituciones, y que someten a las mujeres y a las niñas a privaciones de todo tipo”.

 

“Pero también vamos a hablar de soluciones y de esperanza, de esa fe ciega que tenemos en Manos Unidas en que el cambio que buscamos va a poco a poco produciéndose”, dijo refiriéndose a los proyectos de desarrollo que dan a la mujer un papel fundamental. “De proyectos que son soluciones de vida para quienes se benefician de ellos. Y para sus familias y comunidades, porque bien es sabido que, lo que una mujer recibe, se reparte e incluso se multiplica en el seno de su familia”.

 

Puedes ver el discurso completo aquí.

 

La mujer salvadoreña va encontrando su espacio en una sociedad machista.

 

Intervino después Isabel López de Guevara, directora ejecutiva del Movimiento Salvadoreño de Mujeres (MSM), quien hizo referencia a las muchas desigualdades a las que debe enfrentarse la mujer de El Salvador.

 

Las mujeres salvadoreñas van “poco a poco encontrando su espacio en una sociedad machista” en la que impera la violencia. Y el MSM  

 

La violencia de género está ligada a la falta de igualdad entre los sexos, lo que se traduce en una relación desigual de poder donde el hombre domina o controla y la mujer está subordinada o depende del control masculino”; señala la presidenta del MSM, que desde 2005, es parte de la campaña de prevención de la violencia de género. Una violencia que ha alcanzado cifras abrumadoras en un país en el que los feminicidios se cuentan por centenares cada año.

 

López de Guevara se refirió a las muchas acciones que lleva a cabo el MSM para terminar con esta violencia y con las desigualdades y las injusticias “de todo tipo” que sufren las salvadoreñas.

 

Más información sobre esta intervención aquí.

 

El hambre, la guerra y la violencia están acabando con África

 

“África camina con los pies de sus mujeres”, es el título de la intervención con la que la religiosa española Nuria Juvanteny aporta su “mirada sobre la mujer africana”.

 

La religiosa española agradeció los “gestos de generosidad y de solidaridad” que permiten cuidar la vida de los niños/as de la calle, víctimas de los malos tratos y de la esclavitud en los  centros “Arc-en-ciel” y “Espoir” de Libreville (Gabón) y en el centro “Kekeli” de Lomé (Togo), que gestionan las Carmelitas de la Caridad.

 

La ello, la hermana Juvanteny habló de la trata de niñas, de la esclavitud, de la prostitución… que, por sus muchos años en el continente africano, conoce y trata de combatir.  “La venta de niñas sigue existiendo y eso es algo que hay que denunciar”, informó mientras aportaba datos y describía el trabajo de las mafias en Gabón.

 Y se refirió también a la guerra del Este de la RDC. “La violencia sexual que se practica en el Congo no tiene comparación con ningún otro conflicto en el mundo. Su uso como arma de guerra se basa en la limpieza étnica”, afirmó.

 

Ver la intervención completa aquí.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa