Diócesis

Madrid – La Escuela de Pastoral con Jóvenes celebra con éxito su XI edición con el lema “Dios vive en ti”

Todos los jóvenes, discípulos clandestinos del Señor

Durante este fin de semana, más de 250 acompañantes de pastoral con jóvenes participaron en la XI Escuela de Pastoral que, con el lema “Dios vive en ti”, se celebró en el Centro Universitario de La Salle de Aravaca (Madrid). Durante el encuentro se han compartido claves para la acción pastoral, apostando por una nueva mística que invierta en la formación para la interioridad, conscientes, como señala el coordinador de la Escuela Álvaro Chordi, “que los caminos de Dios pasan por el conocimiento de uno mismo”.

 

Madrid, 3 de diciembre de 2012. Durante la Jornada participaron con sendas ponencias el jesuita Ignacio Dinnbier y José Luis Pérez, iniciador del movimiento Adsis. Dinnbier participó el sábado por la mañana con una intervención en la que subrayó el hecho de que Dios está habitando todo y en todos. “Antes de llegar al joven, Dios ya lo está habitando”, afirmó en su intervención. En el trabajo con los jóvenes, destacó la necesidad de una pastoral capaz de crear vínculos afectivos como clave para dilatar el espacio vital frente al ensimismamiento, posibilitando una historia de encuentro real. “Hay que superar el yo, para llegar al ‘tú’ y a ‘él’… suscitar una experiencia de trascendencia es reconocer que existe vida más allá de mí mismo”. Se trata de ofrecer experiencias “enfrentadas” a nuestro ritmo cotidiano. “La aceleración con la que vivimos tiene mucho que ver con la falta de integridad de las cosas que realizamos”, explicó. Para Dinnbier es necesario recuperar la dimensión narrativa de la fe “acompañando en el ver, nombrar y comprender, conscientes de que no hay experiencia completa hasta que no le pones nombre”.

 

A lo largo de la mañana del sábado, una mesa de experiencia presentó cuatro realidades pastorales. María (de Acción Católica), destacó en su exposición la necesidad de ayudar a que los chavales tomen las riendas de su propia vida y sean los protagonistas responsables de su propio proceso. Paco (marianista) compartió la experiencia de la peregrinación del Camino de Santiago como búsqueda interior, “una experiencia de dolor, sufrimiento y esfuerzo con sentido, una meta: la fe de Santiago”. Beatriz, por su parte, explicó el proyecto Hara que están implantando en los colegios de La Salle, “una forma de trabajar la interioridad de forma trasversal e integrada en la programación escolar”. Finalmente, Abel (jesuita), explicó la experiencia de los Ejercicios espirituales con los jóvenes y expuso algunas claves de trabajo. “La experiencia de los ejercicios es de corazón a corazón, no hay que tenerlo miedo”, aunque reconoció que “no es una experiencia fácil, es necesaria plantearlas con ánimo y con libertad”.

 

Durante la tarde del sábado se llevaron a cabo diferentes talleres con propuestas para trabajar la interioridad de los jóvenes a través de la música, la danza, el cine, la pintura o la contemplación. Y también nuevos enfoques creativos acerca de las celebraciones, lectio divina, la revisión de vida, la espiritualidad en la acción o los ejercicios espirituales. Una oración – testimonio animada por Ain Karem puso el broche de oro al primer día de la Jornada.

 

El segundo día, José Luis Pérez, inciador de Adsis, compartió con los asistentes algunas intuiciones en la pastoral con jóvenes. El salesiano Koldo Gutiérrez, presentó emocionado al ponente como un “hombre de fe, pensador práctico de la Pastoral Juvenil y fundador de Adsis”. En su intervención, José Luis quiso dejar claro que Dios cree en los jóvenes, “incluso tiene fe en el joven que dice no ser creyente”. Así mismo, destacó la dimensión “amorosa” de la fe. “La fe nace y vive en un permanente proceso de enamoramiento, es una relación amorosa. En este sentido, José Luis confirmó que es necesario “un enganche afectivo con los jóvenes, entre el que busca y el que anuncia”. “Los jóvenes no son clientela, sino que vienen a sanarnos pues Dios nos visita en ellos”, afirmó. “Todos los jóvenes son discípulos clandestinos, aunque no lo sepan”, por eso escuchar a los jóvenes es escuchar a Dios. “Si sientes que no crees en Dios –explicó José Luis–, no te preocupes, Dios cree en ti”. Para José Luis Pérez es necesario hacer que los jóvenes se sientan amados “y amar lo que ellos aman para que amen lo que nosotros amamos”, al estilo de D. Bosco, de forma desinteresada. La acogida del joven, en este sentido, juega un papel fundamental: “nos jugamos la acción pastoral en los detalles de acogida, cercanía, de amor profundo a los jóvenes”. José Luis concluyó que la novedad de la evangelización no reside en lo distinto o en buscar nuevas fórmulas. “Lo nuevo no es lo distinto, sino lo más profundo, es imprescindible vivir con intensidad y pasión, conscientes de que donde no hay pasión, no hay juventud, sino vejez prematura”.

 

Después de compartir por grupos y hacer una primera valoración, el encuentro finalizó con una eucaristía que puso la guinda a dos días intensos y a una iniciativa pastoral única que ha contado en esta edición con la organización de ADSIS, ACCIÓN CATÓLICA, ACIT JOVEN, INSTITUCIÓN TERESIANA, DOMINICAS CSRD, ESCOLAPIOS, MARIANISTAS y LA SALLE.

 

 

Adjuntamos imágenes del encuentro. Pies de foto:

Foto 1. Cerca de 250 acompañantes participaron en esta XI Edición

Foto 2. Un momento de los talleres que se llevaron a cabo durante la Escuela

Foto 3. José Luis Pérez, iniciador de Adsis, compartió con los asistentes algunas intuiciones sobre la pastoral con jóvenes

 

 

Coordinador comunicación Jornadas.

Pepe Montalvá

 

Puedes encontrar más información en www.diosviveenti.es

Síguenos a través de twitter: @EscuelaPastoral

Y a través del hastag #diosviveenti

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas