Iglesia en España Última hora

Madrid adapta las celebraciones de la Almudena

La archidiócesis de Madrid adapta este año la celebración de su patrona, la Virgen de la Almudena. Dado que el aforo de los espacios de culto por las medidas sanitarias está limitado, el triduo, que dará comienzo mañana 5 de noviembre, se podrá seguir también a través del canal de YouTube del Arzobispado, tal y como informa la archidiócesis. Además, del 5 al 8 de noviembre a las 10:00 horas de la mañana se conectará en directo con el altar de la Virgen «para poder estar con Ella» desde casa.

En cuanto a la vigilia del mismo 8 de noviembre por la noche, esta «se hará de forma simultánea en la catedral de la Almudena y en otros cuatro templos de la diócesis para facilitar la asistencia». Al día siguiente, el 9 de noviembre, la solemne Eucaristía en honor a la patrona se celebrará en la catedral y será retransmitida por Telemadrid y COPE. La archidiócesis indica que no habrá procesión, «pero la Virgen permanecerá en el atrio exterior del templo para que los madrileños puedan demostrarle su afecto». La ofrenda floral solidaria se sustituye por una ofrenda virtual de dibujos y de donativos, para lo que el Arzobispado anima a colaborar con Cáritas Diocesana de Madrid.

«Nuestra Madre nunca abandona a sus hijos»

El arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro, ha escrito una carta con ocasión de la festividad a los sacerdotes, religiosos y laicos con motivo de la festividad de la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid, el próximo 9 de noviembre. «Hemos de redoblar nuestra confianza en que nuestra Madre nunca abandona a sus hijos», anima.

La Virgen María, al igual que hizo hace siglos rompiendo las murallas de Madrid donde estaba oculta «para hacerse presente entre nosotros», se acerca a las vidas de los madrileños en este tiempo de pandemia porque «no quiere que estemos solos».

Tras su «hágase», María acudió al encuentro de su prima Isabel y el propio Juan Bautista, en el seno de su madre, percibió «la seguridad y la alegría que Dios da a los hombres». «La fe no es secundaria en estos momentos que vivimos –subraya el arzobispo de Madrid–; nos remite a Quien tiene poder en el cielo y en la tierra, nos provoca para que nos situemos ante el prójimo cuidando».

El purpurado recuerda a los fieles que María sigue saliendo en este «Madrid inmenso» de hoy para que «percibamos que la fe nos hace vivir en esa adhesión a Dios que nos da capacidad para construir fraternidad». Ella «desea enseñarnos a los madrileños a vivir en confianza absoluta en Dios» y a través de Ella, el cardenal Osoro pide «que, como en las bodas de Caná, lleguen a Madrid la salud y la esperanza y que pronto haya soluciones a esta pandemia».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME