Iglesia en España Última hora

Mª Francisca Sánchez Vara, primera laica en dirigir la Secretaría de la Subcomisión para Migraciones y Movilidad Humana

Entre los nombramientos que realizó esta semana la Comisión Permanente de la CEE se encuentra el de la primera laica directora en la Conferencia Episcopal. Se trata de María Francisca Sánchez Vara, hasta la fecha responsable del Departamento de Trata de Personas y desde ayer directora de la Secretaría de la Subcomisión para Migraciones y la Movilidad Humana, cuyo presidente es Juan Carlos Elizalde, obispo de Vitoria. «Decidí elegirla a ella para acompañarme en este área por nuestra estrecha colaboración en el pasado en temas de trata de mujeres, por su amplia sensibilidad y empatía sobre migrantes y refugiados y su capacidad de coordinación para llevar a cabo proyectos», señaló Elizalde. «Es un acierto para toda la Iglesia».

Esta madrileña de 49 años cuenta con una larga experiencia en asuntos de vulnerabilidades en personas de toda edad y condición, participando en citas internacionales sobre esta materia. En su etapa anterior fue especialmente crítica con la trata de menores y mujeres cuyo principal fin es la explotación sexual en España y en toda Europa. En este sentido potenció protocolos de acompañamiento emocional y capacitación laboral para estos menores y mujeres con el objetivo de sacarles de esas redes de prostitución y devolverles su dignidad ante su constante instrumentalización como meros objetos sexuales. “Con la trata de personas me acerqué al mundo de la inmigración pues en su inmensa mayoría las mujeres y menores explotados son inmigrantes” asegura Sánchez Vara quien asume esta nueva responsabilidad “muy motivada y con un fuerte compromiso con esta realidad que ahora es muy dura y apremiante, más con las consecuencias provocadas por el coronavirus y por el confinamiento” y con “ganas de servir a los inmigrantes y más necesitados”.

La renovada dirección de la Secretaría del área de Migraciones ha estado durante los últimos 12 años en manos del jesuita Jose Luis Pinilla, quien alaba de su sucesora “su gran capacidad, experiencia y acento propio en un mayor y mejor servicio”, claves para este departamento entre los que destaca migraciones, refugiados, trata de personas, transporte por carretera y marítimo.

Esta Subcomisión presidida por el obispo de Vitoria tiene una importancia clave en la Iglesia española al ser España destino de miles de personas migrantes o zona de paso hacia otros países europeos. También para el Vaticano es una de las lineas principales de acción en el pontificado de Francisco quien constantemente dirige su mirada hacia quienes se lanzan al Mediterráneo huyendo de guerras, enfermedades y hambre. Para el obispo Elizalde, este nombramiento refuerza la postura de la Iglesia española ante el reto de la migración y reafirma su papel de acogida y refugio para quienes lo necesiten.

Print Friendly, PDF & Email