Revista Ecclesia » LXXIX Aniversario del Martirio de 134 Beatos en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos
Iglesia en España

LXXIX Aniversario del Martirio de 134 Beatos en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos

LXXIX Aniversario del Martirio de 134 Beatos en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos

Monseñor Reig clausura el Año Diocesano de la Caridad en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos

El obispo de Alcalá de Henares ha presidido la Santa Misa con ocasión del LXXIX aniversario del martirio de 134 beatos

El obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, presidió este domingo la Santa Misa con ocasión del Día de la Iglesia Diocesana, la Clausura del Año Diocesano de la Caridad y el LXXIX Aniversario del Martirio de 134 Beatos en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos. Concelebraron superiores y representantes de las órdenes a las que pertenecen los religiosos y sacerdotes cuyos restos mortales descansan en este camposanto. El templo del Cementerio se quedó pequeño, por lo que un gran número de fieles debieron seguir la celebración desde el exterior.

En su homilía, Mons. Reig explicó que “unidos a los Santos Niños Justo y Pastor, a San Félix de Alcalá martirizado en Córdoba en el siglo IX, los mártires de Paracuellos son el mejor regalo que nos hizo San Juan Pablo II [cuando restauró en 1991 la Diócesis Complutense], poniendo en evidencia la vocación martirial de nuestra querida Diócesis de Alcalá de Henares”. Como testimonio de ello, el obispo recordó las palabras que pronunció antes de ser martirizado el beato P. Francisco Esteban Lacal, de 48 años, Provincial de los Oblatos: “Sabemos que nos matáis por católicos y religiosos: lo somos. Tanto yo como mis compañeros os perdonamos de todo corazón. ¡Viva Cristo Rey!”.

Por otra parte, Mons. Reig dijo que, el próximo año, la Diócesis de Alcalá de Henares celebrará las Bodas de Plata de la restauración de la antigua Diócesis Complutense, e indicó que “con este motivo la Penitenciaría Apostólica nos ha concedido un Año Jubilar que inauguramos el pasado 24 de octubre y que se prolongará hasta el mismo mes de octubre de 2016”. El prelado también recordó que el Santo Padre nos va a obsequiar con el Año del Misericordia, y afirmó: “a la misericordia de Dios nos confiamos todos, dispuestos a celebrar con toda la Iglesia Católica el gran Jubileo que abrirá el Papa Francisco el día de la Inmaculada Concepción, Patrona de España”.

Al terminar sus palabras, Mons. Reig pidió oraciones por las víctimas de los atentados de París y por todo el pueblo francés. Tras la Santa Misa se procedió a la exposición del Santísimo Sacramento. El obispo de Alcalá de Henares, portando en sus manos la custodia con el Cuerpo de Cristo, y acompañado por los sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas y el pueblo fiel, recorrió las siete grandes fosas donde yacen los beatos mártires y demás víctimas.

Al llegar a cada fosa, sonaban, en primer lugar, unos breves acordes del “toque de silencio”, tras lo cual Mons. Reig Pla leía una oración por los difuntos; dicho esto, y mientras se entonaba por todos los asistentes el canto “Christus vincit, Christus regnat, Christus ímperat”, el prelado procedía a bendecir a los presentes con el Santísimo Sacramento, “anunciando” a los que allí “duermen” que “Cristo ha resucitado y que en Él está depositada toda nuestra esperanza de salvación”. Ciertamente, destacó el obispo de Alcalá, “los mártires brillarán como las estrellas por toda la eternidad”.

Madrid, 16 de noviembre de 2015 (ZENIT.org)



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa