Revista Ecclesia » Luis Marín de San Martín en su ponencia: «El Sínodo es un evento del Espíritu Santo, solamente si lo vivimos así tendrá sentido»
Destacada Iglesia en España Última hora

Luis Marín de San Martín en su ponencia: «El Sínodo es un evento del Espíritu Santo, solamente si lo vivimos así tendrá sentido»

El Salón San Isidoro de Sevilla, del edificio Sedes Sapientiae de la CEE ha sido el escenario encargado de acoger la Ponencia de Luis Marín de San Martín, «Por una Iglesia Sinodal: Comunión,Participación y Misión». 

El arzobispo de Zaragoza y presidente de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y Vida, Carlos Escribano Subías, ha sido el encargado de abrir estas jornadas, afirmando que «estos últimos meses han sido de dolor y de sacrificio. Ponemos en manos del Señor a todas las personas que han fallecido en esta pandemia y también a sus familias. Soy testigo de que, a pesar del covid, todos habéis seguido haciendo un trabajo excelente, adaptándose a una realidad novedosa y aprendiendo a usar los medios telemáticos que lo que hace es enriquecernos y darnos más facilidades».

«En estos meses desde la comisión hemos ido dando pequeños pasos para cumplir los retos que teníamos. Cuando preparábamos el Congreso de Laicos, se trabajó haciendo una gran experiencia de comunión. Fue un gran regalo que el señor nos hizo. Esperemos que saquemos mucho fruto de este Congreso».

El obispo auxiliar de Valladolid y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ha intervenido de manera telemática en la presentación de este evento, afirmando que «lo que quiero resaltar en este saludo es que la CEE encuentra un subrayado fuerte de su razón de ser. Sintamonos enviados y heraldos de este itinerario sinodal. Invitemos a hacer camino juntos para anunciar a todos la alegría del evangelio».

El director del secretariado de esta Comisión, Luis Manuel Romero Sánchez, ha afirmado que «durante este tiempo hemos ido recorriendo un camino sinodal, preparando este congreso de laicos. Cada momento de este camino hemos sabido leerlo e interpretarlo como una gracia de Dios. Os animo a saber interpretar este nuevo tiempo como un kairós, como una nueva oportunidad».

El subsecretario del Sínodo de los obispos, el agustino español Luis Marín de San Martín, ha sido el encargado de realizar la ponencia «Por una Iglesia Sinodal: Comunión,Participación y Misión».

El ponente ha dividido su intervención en tres bloques diferenciados:

Sinodalidad en su conjunto

«El sínodo pertenece a la esencia de la Iglesia. No es una moda vacía y pasajera. No es un tema de reparto de poder ni un peligro a evitar. El sínodo es un evento del Espíritu Santo, solamente si lo vivimos así tendrá sentido. Un tiempo que cambia, ilumina y transforma. Hace referencia a lo que la Iglesia es. Además, se orienta a la evangelización y la misión, llevando la buena noticia que es Cristo en medio del mundo».

Ha señalado tres imágenes de la Iglesia que nos ayudan a entender la iglesia desde la perspectiva sinodal. «Vemos la Iglesia como cuerpo de Cristo, con cabeza y miembros. No hay Cristo sin Iglesia ni Iglesia sin Cristo. Esta unidad en Cristo nos hace compartir y ser lo que Cristo es. La salvación no es solo vencer el pecado y la muerte, es hacernos hijos de Dios. Esto nos hace reflexionar sobre esta unidad. Cada uno vive en la iglesia y vive a Cristo según el propio camino. Si no hay unidad en Cristo, las diferencias nos enfrentan. Si hay unidad en Cristo, nos enriquecen».

El Proceso Sinodal, 2021-2023

«Las principales novedades es que se refuerza el sínodo como proceso en varias fases. Es la Iglesia la que es sinodal. El proceso sinodal no se termina nunca. Se presentan dos herramientas para ayudar a la efectiva consulta del pueblo de Dios. Hay equipos y responsables encargados de sinodalidad, así como una asamblea pre-sinodal para proponer las cuestiones. Se presentará el Primer Instrumentum Laboris, que se redactará con las síntesis enviadas por todas las Conferencias Episcopales. El Segundo Instrumentum Laboris se realizará con los documentos enviados por las siete Reuniones Internacionales de las Conferencias Episcopales».

«La cuestión básica es ¿cómo puedo crecer a la luz del Espíritu?. Hay que invitar a la comunión, la participación y la misión. En concreto hay que vivir las experiencias en la propia Iglesia particular, sacar las lecturas de estas experiencias».

«Tenemos también el peligro del clericalismo. Que la consulta no sea universal, que se luche por el poder y que se diluyan los carismas y las vocaciones. Para ello tenemos que considerar y evitar las prisas y asumir la dimensión de proceso. Tener centralidad del bautismo y no tener miedo, pero sí prudencia y riesgo».

«La propuesta debe ser que los laicos asuman todo lo que pueden y deben asumir. No hay que perder de vista el objetivo evangelizador y hay que discernir en el santo pueblo de Dios».

Sinodalidad y Reforma de la Iglesia

«Nos puede ayudar a reformar la Iglesia. Hay Dos formas, una es volver a la forma primitiva y otra es hacerla mejor. Cristo es la forma de la Iglesia. Por eso el sínodo hace referencia a la esencia de la Iglesia. Si no te preguntas el por qué, volverás a tener frutos malos».

«Hay que superar todas las tentaciones eclesiales, tal y como indica el Papa. No se trata de crear otra Iglesia, es vivir la única Iglesia de Cristo de una forma distinta y alegre. Hay que permanecer en la comunión del todo, tener paciencia y respeto de las dilaciones y tener un retorno a los principios de la tradición».

Luis Marín ha finalizado su intervención recuperando las palabras del papa Francisco: «la Sinodalidad es el camino que Dios espera de su Iglesia para el tercer mileno».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa