Revista Ecclesia » Luis Argüello, sobre la aconfesionalidad del Estado: «Es preocupante la propuesta de privatizar la vida de fe»
Iglesia en España Última hora

Luis Argüello, sobre la aconfesionalidad del Estado: «Es preocupante la propuesta de privatizar la vida de fe»

Esta mañana, en la rueda de prensa final de la última Asamblea Plenaria, el secretario general de la CEE, Luis Argüello, ha expresado, en nombre de los obispos,  «su preocupación» por la intención del gobierno actual de plantear la aconfesionalidad del Estado en aras de una mayor libertad de conciencia.

A su juicio, «reducir la libertad religiosa a una cuestión de conciencia seguramente haga juego con una propuesta general de privatizar la vida de fe, de encerrar el ejercicio de la propia fe en la conciencia y en las sacristías de los templos».

En este punto, el portavoz de los prelados españoles ha señalado el amparo constitucional de la libertad religiosa y de la importancia de la manifestación pública de la fe, entroncada en la tradición del pueblo y en el derecho a expresar su credo por parte de todos los fieles.  «Todo lo que una reforma del actual estatus reconocido en la Constitución suponga una reducción de la fe al ámbito de las sacristías, pues evidentemente nos preocupa».

Las dos velocidades en la relación con el gobierno: de la cordialidad en las actividades ordinarias a la necesidad de un mayor diálogo en materia legislativa

Por otro lado, el secretario general de la CEE ha hablado de la relación con el gobierno, destacando que si bien «el ritmo de las actividades ordinarias por el bien común en las diversas gestiones con los diferentes ministerios son cordiales y constructivas», –en el plano fiscal o las inmatriculaciones–, han echado de menos el no haber podido «hablar más» sobre la agenda legislativa. Sin buscar un espacio de «influencia mayor de la que nos corresponde», la CEE ha advertido sobre cómo paulatinamente «se asienta una propuesta antropológica –incluso en la última ley de protección del menor– que no  ataja de raíz los problemas que acontecen en ámbitos familiares, sociales y educativos».Con esta nueva ley queda «muy disminuida la importancia que se da a la familia y a la patria potestad de los padres», disolviendo, dice Argüello,  «los cuerpos intermedios» y el desencuentro que generan la ley de Educación, Ley de Eutanasia, la ampliación del aborto… «Desde el punto de vista legislativo nuestra relación es de preocupante discrepancia».

Orar por los difuntos

A continuación, a la pregunta sobre por qué en algunos templos españoles, en fechas icónicas para el franquismo, se llevan a cabo homenajes al dictador, Argüello ha considerado que «a la Iglesia siempre le parece bien orar por los difuntos, en ese sentido no tenemos ningún problema en que se hagan oraciones por cualquier tipo de difunto y cualquier persona, familia puede hacerlo… En cuanto a la cuestión subrayada del homenaje, el propio ritual de exequias pide que no se convierta en un homenaje al difunto sino en una suplica a Dios, también para pedir perdón, así que ofrecer la Eucaristía para que el Señor de el eterno descanso al difunto o pedir perdón a la Iglesia le parece bien. No nos parece bien que se haga como actos políticos u homenaje a la personas y en este caso hemos hecho lo posible por tratar de evitarlo».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa