Revista Ecclesia » Los vecinos de Baños de Río Tobía despiden al cardenal riojano Martínez Somalo
Capilla ardiente Somalo
Destacada Iglesia en España Última hora

Los vecinos de Baños de Río Tobía despiden al cardenal riojano Martínez Somalo

Numerosas personas acuden a lo largo de esta mañana de 20 de agosto, a la capilla ardiente ubicada en el municipio de Baños de Río Tobía para despedir al cardenal Eduardo Martínez Somalo.

Abierta desde las 09,00 horas, la ermita Virgen de los Parrales ha acogido los restos mortales del cardenal riojano, que falleció el pasado 10 de agosto en Roma, a la edad de 94 años, y que recibe en estos momentos la cariñosa despedida de sus vecinos.

Capilla ardiente Somalo

La capilla ardiente permanecerá abierta hasta las 17,30 horas, momento que se trasladará a la iglesia parroquial para dar comienzo a las 18,00 horas de la misa funeral, que será presidida por el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española.

Para todas aquellas personas que quieran participar de esta celebración, se instalará una pantalla en el exterior para poder seguirlo, debido a la reducción al aforo en la iglesia por las medidas sanitarias frente a la covid-19. Además, podrá seguirse en diercto a través del canal de YouTube de la diócesis.

Al funeral asistirán, además de Omella, el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez; el arzobispo de Mérida, Celso Morga; el obispo de Osma-Soria, Abilio Martínez; el obispo de Tarazona, Eusebio Hernández; y el obispo emérito de Alajuela (Costa Rica), Ángel San Casimiro.

Toda una vida al servicio de la Iglesia

Toda una vida transcurrida «al servicio del Papa, de la Santa Sede y de la Iglesia universal». El cardenal Eduardo Martínez Somalo tuvo una “vida laboriosa y larga”, marcada por “varias tareas importantes” que le fueron encomendadas “por la confianza de los Pontífices” y que siempre realizó con espíritu de servicio, en “plena fidelidad al Papa y generosa dedicación por el bien de la Iglesia y la salvación de las almas”.

Así lo subrayó el cardenal Giovanni Battista Re, decano del Colegio Cardenalicio, durante el funeral del cardenal español celebrado el 13 de agosto en el altar de la Cátedra de la Basílica Vaticana.

Sustituto de la Secretaría de Estado

Doctor en Derecho Canónico, fue ordenado sacerdote en Roma en marzo de 1950. Miembro del servicio diplomático de la Santa Sede, fue responsable de la sección española de la Secretaría de Estado, nuncio en Colombia y, finalmente, sustituto de la Secretaría de Estado. Ya anteriormente había manifestado un grave historial de dolencia cardiovascular, y en 2003 fue sometido una intervención de triple ‘by-pass’.

Fue nombrado cardenal y prefecto de la Congregación para el Culto Divino en 1988. Más tarde sería nombrado camarlengo, es decir, tal como dicta el Derecho Canónico, a la muerte del Papa es la persona sobre la que recae la máxima autoridad de la Iglesia hasta el nombramiento del nuevo sucesor de Pedro. Y así lo hizo durante el periodo de 17 días, en abril de 2005, hasta la elección de Benedicto XVI. Desde su retirada en 2007, al cumplir 80 años, el purpurado ha vivido retirado de sus cargos en el Vaticano.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa