Los obispos de El Salvador piden una ley para proteger el territorio de la explotación minera
Internacional

Los obispos de El Salvador piden una ley para proteger el territorio de la explotación minera

Los obispos de El Salvador piden una ley para proteger el territorio de la explotación minera

Los obispos salvadoreños pidieron ayer 6 de febrero, a la Asamblea Legislativa, que promulgue una ley para prohibir la minería metálica en este pequeño país centroamericano que está en la mira de compañías mineras transnacionales.

El arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, ha solicitado este nuevo proyecto de ley, apoyado por Cáritas de El Salvador y por la Universidad Centro Americana Jose Simeon Cañas (UCA) durante una conferencia de prensa. “La ley de minería que tenemos está obsoleta y nos deja en grave peligro, hace que la nación sea vulnerable” ha dicho el prelado.

La nota recuerda que, tras una larga disputa, El Salvador en octubre de 2016 ganó la causa contra la empresa Oceana Gold (antes llamada la Pacific Rin), que había demandado al Estado salvadoreño por negarle permisos de explotación minera, pidiendo una indemnización de 250 millones de dolares por la perdida de las ganancias potenciales.

Sobre esta cuestión, la Iglesia local siempre ha apoyado la defensa del territorio ante la extracción de las minas de metales preciosos: “Tal actividad es inaceptable, ya que causa daños irreversibles a las personas y al ecosistema”, escribían los Obispos en 2008.

Durante la presentación del anteproyecto de Ley de prohibición de la minería metálica en El Salvador, al arzobispo Escobar Alas ha afirmado: “Nosotros quisiéramos que se apruebe por unanimidad (La Ley que prohíba la minería), porque todas las fracciones se deben a la nación, al pueblo y aquí el pueblo está gravemente en peligro. No es posible que una explotación minera nos venga a destruir, apelamos a la prudencia, a la buena voluntad y a la generosidad de todos los diputados para que le den la importancia que tiene esta ley y que la aprueben por unanimidad.”

Según las Naciones Unidas, El Salvador tiene el más alto grado de degradación del medio ambiente en la región después de Haití, con sólo el 3% de bosques naturales vírgenes y terrenos arruinados por las prácticas agrícolas inadecuadas. Una encuesta de la UCA en 2015, mostró que el 79,5% de los municipios más amenazados por la población minera de metales, El Salvador considera inadecuada para este sector. Además, el 77% de la población obliga al gobierno a tomar medidas inmediatas para su prohibición.

Fuente: Agencia Fides, Caritas Salvador  Foto: Arzobispado de San Salvador

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email